Despliega el menú
Blog

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

curiosidades de la botánica

Abejas contra las plagas

Las orugas tienen su particular 'hombre del saco': la avispa. Responden al zumbido de sus alas cayendo petrificadas. Científicos han demostrado que las abejas producen el mismo efecto.

abeja
abeja

La mariposa de la col es una de las plagas más temidas por el hortelano. Sus orugas son auténticas glotonas, capaces de devorar todas las verduras en cuestión de días. La fumigación es una de las prácticas más comunes, pero científicos alemanes han descubierto que las orugas tienen su particular 'hombre del saco' que les asusta de tal forma que quedan petrificadas y terminan cayendo al suelo. Se trata de las avispas, uno de sus enemigos más mortales y contra los cuales se defienden de esta pecular manera: haciéndose las muertas.

El zumbido de las alas es lo que causa este fenómeno, según pudo comprobar un estudiante alemán, Jürgen Tautz, hace 30 años. Asombrado ante el comportamiento de las orugas, ha investigado durante décadas hasta descubrir cómo estos insectos detectan mediante el fino vello que cubre su parte frontal el movimiento de las alas de una avispa incluso a 70 metros de distancia.  Muchos años más tarde, y ya convertido en profesor en la universidad de Würzburg, Jürgen Tautz paseaba con su perro cuando tuvo la idea de observar si las orugas confundían el zumbido de la avispa con el de la abeja. Efectivamente, la oruga sentía el mismo terror y quedaba congelada de la angustia, a pesar de que las abejas son inofensivas para ella.

Tauz comprobó en un huerto cómo la presencia de abejas era capaz de proteger una cosecha y los resultados fueron asombrosos: el zumbido de sus alas había asustado tanto a las orugas que estas habían comido hasta un 70% menos de hojas. El consejo de Tauz es plantar en un huerto gran cantidad de plantas de flor, para que la presencia de las abejas sea constante y el hortelano pueda obtener una buena cosecha sin necesidad de fumigar constantemente.

Etiquetas
Comentarios