Despliega el menú
Blog
Suscríbete

NATURALEZA

Nubes de polen en las flores de los arbustos de tejo

Las más activos en febrero son las especies que confían en el viento para su polinización, como es el caso del tejo, cuyo polen es tan abundante que puede incluso verse sin necesidad del microscopio,

tejo
Polen en un arbusto de tejo
Heraldo

>> Aéreos. Febrero es mes de flores... y de polen. Las más activos en esta época son las especies que confían en el viento para su polinización, como es el caso del tejo, cuyo polen es tan abundante que puede incluso verse sin necesidad del microscopio, como se puede comprobar en la parte inferior de la fotografía. El tejo es un árbol poco presente en Aragón, pero que puede encontrarse en las laderas sombrías de las montañas. Antiguamente había muchos más ejemplares, pero el aprovechamiento de su madera ha acabado por reducirlo considerablemente. Le precede la mala fama, debido al contenido venenoso de la taxina, presente en sus hojas y frutos y que ingerido puede llegar a provocar la muerte.

Para los pájaros, sin embargo, es un manjar y acuden en invierno a los árboles, atraídos por el intenso color rojo, que pueden distinguir a muchos metros de distancia. Los pájaros comen el fruto y defecan la semilla, que germinará a muchos metros de distancia. El tejo fue protagonista de una de las novelas más célebres de Agatha Christie 'Un puñado de centeno', en el que la víctima fallece tras ingerir taxina, extraída del enorme tejo que la familia tiene en el jardín.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión