Despliega el menú
Blog

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

botánica oculta

Varitas de avellano para encontrar agua en el desierto

Este árbol siempre ha sido muy apreciado por los hechiceros, que lo consideraban consagrado a los dioses.

avellano
Ilustración de frutos y hojas del avellano
Heraldo

Qué fascinantes resultan esos zahoríes que con una rama curvada logran adivinar dónde hay un pozo. Sea magia o pura charlatanería, estos 'buscadores de agua' han existido durante siglos y, tradicionalmente, la madera utilizada para el ritual era la del avellano. Este árbol siempre ha sido muy apreciado por los hechiceros, que lo consideraban consagrado a los dioses. Amuletos construidos con su madera servían para acabar con la guerra, curar, bendecir y encontrar tesoros ocultos.

Quizá por su capacidad para hallar joyas y oro, se comenzó a utilizar para encontrar otro elemento igual de valioso cuando falta:el agua. Los hechiceros utilizaban siempre varas que no pasaban del medio metro, de un dedo de grosor y un año de edad. La tomaban por los extremos y caminaban por explanadas y montes. Según aseguraban, la vara se dobla al llegar a un pozo. ¿Quién se anima a hacer la prueba?

Etiquetas
Comentarios