Despliega el menú
Blog

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

botánicos aragoneses

Montserrat, un sabio entre flores pirenaicas

Su investigación es un legado que perdurará por décadas. Convirtió Huesca en uno de los centros botánicos de España y referencia europea en flora de montaña.

pedro
Pedro Monserrat, en un subida al Oroel, contemplando rosas alpinas
Daniel Gómez

Siglo XX. El catalán Pedro Montserrat (Mataró, 1918, Jaca, 2017), ) es una leyenda viva del medio ambiente. Fundador del Herbario de Jaca en 1969, convirtió Huesca en uno de los centros botánicos de España y referencia europea en flora de montaña. Inició su formación botánica como alumno de Mariano Losa, con quien llevó a cabo en los años 40 trabajos pioneros sobre el valle de Ordesa, sierra de Guara y el Pirineo aragonés. Pero sería el caspolino José María Albareda, por aquel entonces al frente del CSIC, quien le animara a marcharse a Inglaterra, donde se especializó en palinología y praticultura, para terminar de formarse en uno de los centros de edafología creados por Albareda.

Su labor investigadora

Gran parte de su labor investigadora se ha desarrollado en el Pirineo aragonés, donde ha descubierto 8 especies nuevas, 34 subespecies y 23 variedades. Monserrat ha recopilado en numerosos atlas, libros, tesis y artículos sus grandes conocimientos botánicos. Uno de los más famosos se publicó en 1988 en la "Enciclopedia Temática de Aragón", en el que informaba de la existencia en el río Gállego del "escambrón de hoja plateada y pincho venenoso", planta "de mal agüero" presente en los ambientes torrenciales, como el de Biescas, que "algún día volverá por sus fueros: quisiera ser mal profeta". Desgraciadamente, los presagios se cumplieron y la riada asoló el cámping "Las Nieves" en 1996, causando 87 muertos.

Etiquetas
Comentarios