Despliega el menú
Blog

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

botánicos aragoneses

José María Albareda, impulsor del CSIC

El farmacéutico aragonés fue una de las figuras más importantes en el impulso a la investigación española en la última mitad del siglo XX y llevó a cabo un ambicioso estudio de los suelos.

albareda
El estudioso aragonés José María Albareda
Pharmacopeo

>> Siglo XX. El farmacéutico aragonés José María Albareda (Caspe, 1902 - Madrid, 1966) ha sido una de las figuras más importantes en el impulso a la investigación española en la última mitad del siglo XX. Tras la Guerra Civil, que destruyó gran parte de los centros de estudio del país y condenó al exilio a muchos pensadores y científicos, el entonces llamado Centro Superior de Investigadores Científicas (CSIC) se convirtió en uno de los escasos revulsivos para la ciencia en España. Gracias a la labor de Albareda al frente del organismo, pudieron formarse en sus aulas nuevos investigadores y docentes que permitirían al país recuperar su actividad científica, aunque tímidamente, durante la posguerra.

Estudioso de la edafología: estado de los suelos

Además de su labor al frente del CSIC, José María Albareda llevó a cabo un importante trabajo como investigador de la composición de los suelos, ciencia denominada edafología. Aplicó los resultados al campo de la agricultura y creó los centros de Edafología y Agrobiología. Su intención era que el conocimiento de los suelos no quedara en Madrid, sino que también se aplicara en toda España, por lo que coordinó esfuerzos con las corporaciones locales para crear institutos donde se diera orientación y asistencia práctica. Miembro del Opus Dei desde 1937, se ordenó sacerdote en 1959, lo que no le impidió seguir desarrollando su importante actividad científica hasta su muerte, en el año 1966.

Etiquetas
Comentarios