Despliega el menú
Blog

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

consejos de jardinería

La eterna duda... ¿cuándo se debe podar?

Aunque la mayoría de jardineros lo haga, no es fácil podar plantas. Hay que tener en cuenta el momento del año, qué especie estamos tratando y cuál es el objetivo del corte.

poda
Ilustración medieval del 'Libro de las horas' de la familia De Grey.
Heraldo

>> Respuestas. Aunque la mayoría de jardineros lo haga, no es fácil podar plantas. Hay que tener en cuenta el momento del año, qué especie estamos tratando y cuál es el objetivo del corte. La duda más habitual es:¿cuál es el mejor momento para podar? La respuesta no es fácil, ya que cada época tiene su parte positiva y negativa. En noviembre, por ejemplo, el árbol reduce su actividad y la pérdida de una rama no le resta fuerza; sin embargo, la capacidad de cicatrización será menor y el árbol sufrirá.

De manera general, se recomienda podar especies rústicas en enero-febrero, las delicadas en octubre-noviembre ylas de cicatrización delicada (robinia, algarrobo, jabonero) en septiembre. Las especies que emiten muchas resinas conviene podarlas la primera quincena de septiembre, antes de que comiencen las lluvias, ya que el agua favorece que aumenten aún más las secrecciones. En general, la poda supone una agresión al árbol y conviene preguntarse primero si realmente tendrá la planta algún beneficio. En ocasiones, merece más la pena disfrutarla en su estado natural que causarle lesiones de por vida.

CRITERIOS A TENER EN CUENTA

>> Un árbol más sólido. Cuando se da forma a un árbol, han de dejarse aquellas yemas que, una vez se conviertan en ramas, hagan un ángulo lo más abierto posible. Así, la madera estará sana y no se presentarán labios ni arrugas. Tampoco se acumularán residuos:la tierra resbalará con la lluvia.

>> Porte equilibrado. Es la poda más habitual, sobre todo en árbolse frutales, donde la forma viene marcada por la facilidad para recoger los frutos. En los ornamentales, es muy importante que toda la copa esté igual de sana y no haya sobrepesos, para evitar que una rama pueda causar un accidente.

>> Copa aireada. Si las ramas crecen muy juntas y el árbol está en un jardín tapiado o una calle, la copa no recibirá luz suficiente en todas sus hojas. Lo ideal será podar las ramas que vayan enmarañando el conjunto, una tarea que hay que hacer en las alturas. Si la rama es delgada, basta una tijera de podar.

Etiquetas
Comentarios