Despliega el menú
Blog

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

Historias de jardinería

El castaño de Ana Frank sigue vivo más allá del mar

Era un símbolo de esperanza y sus brotes alegraban a la pequeña Ana en su encierro en Amsterdam, donde escapaba de los nazis. Tras derrumbarse en 2011, ahora siete esquejes sobreviven en EE. UU.

anne_franktree
El castaño que veía Ana Frank, todavía en pie
TS

"Nuestro castaño está cubierto de flores de arriba a abajo y está mas bello que el año pasado". La pequeña Ana Frank solo disponía de una pequeña ventana para ver el mundo, mientras ella permanecía escondida de los nazis en un pequeño ático de Amsterdam. El árbol, un castaño, echaba nuevos brotes en primavera, se colmaba de flores, regalaba sus frutos y dormía en invierno, mientras ella soñaba con la libertad.

Un símbolo para Amsterdam

Tras la muerte de la niña y la publicación del diario, el árbol se convirtió en un símbolo para la ciudad. Contaba con más de 170 años, pero los hongos lo devoran por dentro y está gravemente enfermo. Hasta el punto, de que era aconsejable talarlo para evitar un accidente. Sin embargo, la acción popular logró una amnistía en 2008, pero en 2011 una tormenta lo arrancó. Afortunadamente, retoños y esquejes continuarán con vida, portando la herencia genética del árbol para siempre.

Etiquetas
Comentarios