Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Zaragoza

El Ayuntamiento dice que la Cámara de Cuentas usó criterios "incorrectos" en su informe de 2011

En sus alegaciones, el Consistorio solo admite 1,4 de los 355 millones de agujero que ve el órgano fiscalizador. Llega a acusarle de "inventar nuevos conceptos jurídico contables" y de "falta de ponderación"

Javier L. Velasco 24/06/2014 a las 06:00
Etiquetas
0 Comentarios
El vicealcalde Gimeno, en la rueda de prensa de ayer.

El Ayuntamiento de Zaragoza califica de "técnicamente incorrecto" el agujero de 355 millones en el presupuesto de 2011 que le atribuyó la Cámara de Cuentas en su informe provisional de fiscalización de las cuentas de aquel año. En las alegaciones que ayer presentó, el Consistorio niega punto por punto la práctica totalidad de las decenas de "irregularidades" que observó el órgano fiscalizador. El Ayuntamiento, además, también pasa al ataque y acusa a la Cámara de Cuentas "inventar nuevos conceptos jurídico contables" en el informe provisional.

Las 129 páginas del documento que elaboró el órgano fiscalizador fueron contestadas ayer por 354 folios de alegaciones, que fueron elaboradas y firmadas por 31 técnicos y funcionarios del Ayuntamiento, entre ellos el interventor. Como conclusión general, el documento mantiene que en el presupuesto de 2011, que es el objeto de estudio, se actuó "con sometimiento pleno a la ley y al derecho, y respetando escrupulosamente la normativa vigente en el momento en el que se llevaron a cabo".

En su informe, la Cámara de Cuentas concluía que el presupuesto de 2011 "no expresa la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera del Ayuntamiento, ni de los resultados de sus operaciones, ni de la liquidación de sus presupuestos". El Consistorio sostiene todo lo contrario, que la Cuenta General de 2011 en el Ayuntamiento "representa adecuadamente la imagen fiel de su situación financiera y patrimonial", con míseras excepciones. La principal, los 1,4 millones correspondientes a los fraccionamientos de pagos que se contabilizaron incorrectamente.

Distintos criterios de base

La discrepancia entre el Ayuntamiento y la Cámara de Cuentas es radical, ya que se basa en los criterios de cálculo empleados para hacer la contabilidad. Con los que utiliza el órgano fiscalizador, el ejercicio 2011 arrojó un remanente de tesorería de 362,2 millones de euros, frente a los 7 admitidos por el Ayuntamiento con sus criterios, que serían 8,4 si se añaden los 1,4 que ahora admite el Consistorio que se contabilizaron erróneamente.

Las alegaciones defienden que "los criterios del cálculo aplicable a la liquidación respondieron y responden cada año a los establecidos por la legislación vigente". El Ayuntamiento afirma en el documento que "lo primero que sorprende de este informe provisional de la Cámara de Cuentas es que va mucho más allá de lo que establece el legislador y trata de imponer sus propios criterios técnicos". Por ejemplo, en el caso de los derechos de difícil o imposible cobro, el Ayuntamiento dice que la Cámara "acude a un artificial y artificioso método de cálculo en el que elude los criterios técnicos fundados en la legislación" existente.

El documento de alegaciones también acusa al órgano fiscalizador de no tener en cuenta "hechos posteriores al 2011 precisos para tener un conocimiento cabal de la situación económica del Ayuntamiento", como son el plan económico financiero 2012-2015 y el plan de ajuste, que son "absolutamente determinantes en este proceso", dice el Consistorio.

Antes de entrar a contrargumentar, punto por punto, todas las acusaciones que hace la Cámara de Cuentas en su informe provisional, el Ayuntamiento manda un nuevo ‘recado’: según su criterio, el órgano fiscalizador dispensa al Consistorio un "trato distinto al dado a otras administraciones frente a los mismos hechos". Además, el documento revela una "falta de ponderación" de la Cámara en su elaboración, según se recoge en las alegaciones.

Gimeno niega que haya agujero

El vicealcalde de la ciudad, Fernando Gimeno, reconoció ayer que la situación económica del Ayuntamiento en 2011 "era mala", pero defendió que "el presupuesto reflejó la situación real" del Consistorio, a pesar de las acusaciones de la Cámara de Cuentas. El responsable de las cuentas municipales resumió la discrepancia con el órgano fiscalizador diciendo que "los datos que usa la Cámara de Cuentas están en la contabilidad, pero ellos los suman de otra manera".

Gimeno negó que hubiera "ningún agujero" en las cuentas municipales –"nunca lo ha habido, ni siquiera para la Cámara de Cuentas",
afirmó– y achacó a "criterios diferentes" las diferencias observadas. Ahora, la pelota vuelve al tejado del órgano fiscalizador, que analizará las alegaciones presentadas por el Ayuntamiento para elaborar el informe definitivo.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo