Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Verano

Desiertos en Zaragoza

En algunas zonas de Zaragoza, encontrar una sombra en la que cobijarse es una misión complicada.

S. Arcega. Zaragoza Actualizada 14/07/2013 a las 14:10
10 Comentarios
Un árbol es un tesoro en la plaza del PilarHERALDO

Salir a la calle durante alguno de estos días tórridos que nos acompañan es un acto de valentía. Mucho más si hay que pasar por algunos lugares de Zaragoza en los que las sombras escasean. Uno de estos “desiertos de asfalto” es la calle de Eduardo Ibarra, solarium solo aliviado por los porches del Auditorio. “Después de la remodelación de la calle, los árboles se cambiaron por otros nuevos, que todavía no dan sombra”, explica Manuel Ortiz, de la Asociación de Vecinos Arcoiris.

La peor parte se la lleva la zona de los juegos infantiles, en los que ni siquiera hay arbolado. Desde la asociación de vecinos aseguran que tras la Expo pidieron que se colocase el toldo que se situaba en la entrada de la Exposición Internacional, pero en el Ayuntamiento “ni nos contestaron”.

Este parasol se retiró el pasado febrero del Frente Fluvial por seguridad, ya que los discos que lo formaban se soltaban con el cierzo. Como reemplazo se instalaron unas nuevas lonas más ligeras, que no convencen a los vecinos.

“Da menos sombra que el anterior”, argumenta Ismael García, desde la Asociación Actur Rey Fernando. Para García, la mejor solución para refrescar la zona son los árboles, que tendrían que ser “más frondosos y en mayor cantidad”. También los nuevos inquilinos de la Ciudad de la Justicia comprueban personalmente los rigores del lugar.

El Parque del Agua es otra parte del barrio que precisa tiempo, los pequeños árboles todavía no sirven para disminuir la temperatura. “Hay que darles tiempo para que crezcan”, afirma, al tiempo que reconoce que el barrio está “bastante bien” en cuanto a vegetación.

Muy diferente es el caso de Las Delicias, con gran densidad de población que deja poco espacio a la naturaleza. El mejor ejemplo es el entorno de la Estación Intermodal, explican en la Asociación de Vecinos Manuel Viola. “El tramo de la Avenida de Navarra entre la estación y el centro comercial Augusta es insufrible”, aseguran. Sin embargo, por el momento no ha habido quejas vecinales, ya que se espera que en una futura modificación de la vía (todavía sin fecha) se incluyan. “Cuando llegue el momento, lo plantearemos”.

El centro de la ciudad también tiene algunos lugares en los que escapar de los rayos del sol es una tarea ardua. El mejor ejemplo es la plaza del Pilar, en ocasiones es mejor bordearla por los porches que cruzarla. La madrileña Lola Urbano observa que no hay demasiadas sombras. "Habría que poner más árboles", propone. Sin embargo, explica, que es algo que ocurre en muchos lugares de España. La zaragozana María Ángeles García, que cruza la plaza todos los días, está de acuerdo: "Alguna sombra más vendría bien".

Una decisión difícil

La elección del arbolado que se planta en las calles y plazas zaragozanas es una decisión complicada. Desde la Asociación Naturalista de Aragón (ANSAR) explican que el tipo de árbol depende de la anchura de las calles, la cercanía de edificios, etc. Incluso hay veces que lo mejor es prescindir de este elemento. “En las calles pequeñas es aconsejable no poner arbolado, porque sufren”.

Arbustos como el plátano de sombra, muy utilizado a principios del siglo XX, se sustituyen por otros, ya que producen muchas hojas y por tanto mucho trabajo para recogerlas, además provocan alergias que cada vez afectan a más personas. Otras especies usadas en muchos puntos de la ciudad, como la melia o la acacia del Japón, pueden levantar las aceras por su gran desarrollo e incluso afectar a los cimientos de las construcciones próximas. Por todas estas razones, los últimos planes urbanísticos han preferido colocar árboles con copas pequeñas, que provocan menos problemas.

“Hay que recoger muchos intereses”, indican y es difícil encontrar un árbol que ofrezca una buena sombra sin molestar a nadie. Sin embargo, aseguran que “no solo hay que pensar en los aspectos estéticos sino también en el microclima urbano”.

En ANSAR recuerdan que la remodelación de algunos puntos de la ciudad se aprovechó para eliminar el arbolado. “En la plaza de la Seo se retiraron todos los árboles hace 30 años”, ejemplifican y califican la situación de la vegetación zaragozana como “manifiestamente mejorable”.


  • Lucía Pérez17/07/13 00:00
    Llegué a Zaragoza en 1984 y viví en esa ciudad hasta 1997. Desd los primeros días eché de menos "las calles con árboles" . A lo largo de varios años, buscaba qué calles del centro y ensanche en Zaragoza los tenían. Pocas, muy pocas. Me sorprendían varias cosas: Parece que plantar árboles en algunas calles era "capricho" de los concejales de turno.Algo arbitrario y sin ningún crtiterio porque algunas calles que, por la construcción parecían haber sido trazadas en la misma época los tenían y sus más próximas en paralelo y/o perpendicular, no. LAs calles arboladas estaban desperdigadas, como islas, en la geografía urbana. Un verano observé que en una de las escasas calles que los tenían, cómo dos o tres vecinas desde sus ventanas y balcones, sin contemplación alguna, cortaban ramas (tal vez les impedían ver a losd transeúntes ¿?) y se quejaban que los pájaros les "molestaban". Me quedé sorprendida porque, a mi juicio, los árboles regularmente frondosos daban a esa calle un carácter especial que no tenían las demás. Observé también cómo el trazado de las nuevas vías y barrios, no contemplaban espacio para arbolado. Sólo en algunas plazas los plantaban y cómo precisamente en la remodelada Plaza del Pilar, con el parking suibterráneo, plantaban sequoias que tienen potentísimas raíces y son de lento crecimiento sobre todo en climas como el de Zaragoza. Pero no soy más que una "paseante" inexperta en plantas y árboles. Recuerdo que desde mis primeros días en Zaragoza, escribí a mis padres contándoles mis impresiones de la ciudad "Las calles de Zaragoza no tienen árboles, no sé por qué" Tiempo después, viendo cómo levantaban el paseo de la Granvía, quitando la tierra y llenándolo de asfalto y cómo estaban los cauces del Huerva a su paso por el centro de la ciudad, cómo levantaban un barrio tan, a mi juicio poco meditado como el Actur que antiguamente fue la huerta feraz de Zaragoza por las características de su terreno, llegué a la conclusión de que tal vez, el Consistorio y población zaragozana tenían muy claro su concepto de "ciudad": aquel espacio diametralmente distinto al campo. Y la gran diferencia era la presencia casi exclusiva, cuanta más mejor, del asfalto, cemento y hormigón o, lo que es lo mismo, la ocultación de todo lo que recuerde el trabajo campesino, la tierra y lo que crece de ella. Claro es que yo venía de una ciudad mediterránea en donde la Granvía no está asfaltada, las calles tienen poderosos tilos, acacias, castaños y en primavera-verano la calle huele maravilolosamente pese al tráfico. ME fui de Zaragoza y, en la ciudad aragonesa donde ahora vivo, observo las mismas características. Ni en Zaragoza ni aquí, puede echarse la "culpa" al clima: Hay "islotes verdes" llamados "parques", eso sí, la tierra se oculta cada vez más porque las rodillas de los niños deben ser distintas a las de los niños de antaño... y no se cortan un pelo en transformar espacios secularmente verdes en trozos de asfalto y alguna enjaulada planta o árbol llamándole jardín. Las consecuencias...las estamos viviendo y lo que las vivirán nuestros futuros...
  • Javier16/07/13 00:00
    En cambio yo lo veo totalmente al contrario que el resto de comentarios. No encuentro muchas ciudades españolas comparables (en clima, en población, etc.) con tanto arbolado en calles y plazas, y zonas verdes como Zaragoza. 
  • carlos j.15/07/13 00:00
    Leyendo el artículo da la sensación de que por una causa u otra no se puede poner arbolado. Por favor, dense una vuelta por ciudades cercanas.. Pamplona, Logroño... y pregúntenles, ya que ustedes ven todo inconvenientes. Lo de no plantar plataneros de sombra porque dan mucho trabajo para recoger las hojas, parece un auténtico sarcasmo en los tiempos que corren. Vergonzoso.
  • Arturico15/07/13 00:00
    Salir de la DGA con la solana del Pº Mª Agustín es todo un desafío hasta casi el Pº Pamplona. Y así por muchas zonas de la ciudad. Zaragonegros: el espacio de la ciudad-desierto de España. Poco se pasea el alcalde, ya que no lo debe de sufrir.
  • Las casa negras-grises de valdespartera15/07/13 00:00
    Encuentra una sombra en valdespartera-pyonyang
  • noa15/07/13 00:00
    Creo que nuestro Ayuntamiento es como Atila, que por donde pasa no vuelve a verse nada verde. Que falia de sensibilidad.
  • Alcaldín15/07/13 00:00
    Es una cruzada personal de Belloch contra los árboles, se ha cargado ya casi la mitad de los arboles centenarios de la ciudad, entre obras, caprichos y Expos. Lo de la chopera que había en la explanada donde hoy está la expo fue, sencillamente sangrante. Casi 50chopos de gran porte y mejor estado de salud, Eso sí, para su Palacio de las Lomas, que no falten árboles, no sea que le de una insolación cuando use la piscina.
  • Robinia15/07/13 00:00
    Para mí de toda la vida la proporción de árboles ha sido el elemento que decide si una ciudad se puede clasificar como bonita o como fea. Si encima hablamos de una ciudad que los necesita especialmente por las características del verano, es pa darles un premio a los responsables.
  • Jesús15/07/13 00:00
    ¡ Qué necesidad hay de plantar árboles!  Si queréis estar fresquitos coged el tranvía.....
  • chuse15/07/13 00:00
    ¿Donde están los arboles de la calle San Juan Bautista de La Salle en muchos tramos que va desde Ctra de Madrid a Gomez Laguna? Directamente los han arrancado o están llenos de hiervajos?¿Pero que imagen damos a los turistas que vienen al Camping Municipal? Lamentable


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo