Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

V Aniversario de la Expo de Zaragoza

Aquel verano de 2008 ya queda lejos

El recinto de Ranillas vuelve a ver la luz poco a poco, pero tan lento, que ha perdido la emoción.

I. M. Zaragoza Actualizada 13/06/2013 a las 17:58
10 Comentarios
Ranillas, durante la ExpoHA

Hace hoy cinco años que Ricardo Pelegrín se convertía en el primer visitante de la Expo de Zaragoza. Era el verano de 2008 y este delineante del barrio de La Almozara se adentraba en un recinto “espectacular”.

La capital aragonesa daba comienzo aquel 14 de junio a una fiesta que duraría tres meses en el recinto de Ranillas, levantado con “inteligencia y tesón” en palabras del rey Juan Carlos. Con algunos pabellones todavía en obras y una afluencia que fue de menos a más, la muestra del agua alcanzó en su periplo las cinco millones de visitas.

Pronto se fueron decantando los emblemas de la Expo, como demostraban las 'tórridas' filas de espera para acceder al Acuario fluvial, el pabellón de Aragón, o espectáculos como el Hombre Vertiente y la cabalgata del Circo del Sol.

Los zaragozanos acogían orgullosos a conocidos y familiares llegados de todas partes de España, y aplaudían la visita de personajes ilustres como el príncipe Naruhito o la Nobel de la Paz Rigoberta Menchú. El calor, las miles -¿millones?- de instantáneas tomadas, la sorpresa de un espacio nuevo para la ciudad... todo fue configurando un recuerdo en la memoria colectiva de la ciudad que a lo largo de esta semana, gracias a colectivos como el Legado Expo Zaragoza, se recupera.

Un mensaje perdido

Sin embargo, lo que parece que no volverá es el mensaje, el trabajo realizado en la Tribuna del Agua y todo aquel que tuvo como objetivo avanzar en la gestión de este recurso indispensable para todos. Zaragoza aspiraba a convertirse en la capital mundial del agua, pero el propio Roque Gistau, ex presidente de ExpoAgua, reconoce su fracaso en este apartado en las páginas de HERALDO: “No conseguí convencer a los responsables políticos de la conveniencia de que continuase”.

El propio comisario de la muestra, Emilio Fernández Castaño, ya lamentaba entonces que “si se mide la proyección de la Expo por los titulares, hemos tenido poca”. Acababa la fiesta del agua, y tanto la crisis como la dejadez política dejaban en agua de borrajas la labor de investigación, debate y análisis. Los focos se alejaron de Zaragoza, pero quedó una ciudad más orgullosa de sí misma y mucho mejor equipada.


Quedan las infraestructuras

Porque la muestra legó a los zaragozanos unas infraestructuras tan necesarias como impagables sin el gancho de un evento de tal magnitud. Quedó el puente del Tercer Milenio, que culminaba el trazado del Tercer Cinturón, la pasarela del Voluntariado, el anfiteatro o el Parque del Agua, nuevo pulmón y centro de ocio de la ciudad.

Y las riberas recuperaron su mejor cara para disfrute de los ciudadanos, en la que es, para la mayoría, la mejor aportación de aquel verano. Se consiguió integrar el río Ebro -que estos días baja crecido, como hace cinco años-, con el entorno, más allá de la torpe navegación de barcos por sus aguas.

Quedó, a su vez, un enorme recinto lúdico y empresarial. Pero quedó dormido, a la espera de que la crisis y la iniciativa privada lo despertaran. Sin embargo, ha tenido que ser la pública la que tome las riendas. La llegada de la Ciudad de la Justicia es el impulso que todos estaban esperando. Se prevén que atraiga a más de 5.000 personas al día a partir de este próximo otoño y que los comercios lleguen a la zona. Pero hasta ahora, poco más.

Dicen que el aburrimiento hace que el tiempo discurra más despacio. Y eso parece que ha ocurrido con la post Expo de Zaragoza. La falta de actividad en Ranillas tras la clausura de la muestra ha dejado sin chispa lo que fue una gran fiesta para la ciudad. Ha pasado tan poco desde entonces, que aquel verano de 2008 ya queda lejos.


  • David15/06/13 00:00
    La Formula 1 o la Copa America, la pagó la Generalidad de Valencia, con los impuestos que pagan todos los valencianos. Ellos se lo guisan, ellos se lo comen. La Expo, en cambio, fue en fiasco que pagaron todos los españoles, con monumentos al despilfarro como la torre del agua o el pabellón puente. Por lo tanto, no entiendo tanto orgullo subidito de tono. Si no hubiera puesto dinero el Estado, ni se habría visto de lejos una Exposición internacional por aquí...
  • filmax14/06/13 00:00
    Con comentarios como el 1 y 2 dan ganas de largarse de este pais pero ya. Nos timaron a todos los contribuyentes, ya que a mi los espectaculos me gustan como el que mas, pero poder comer al dia siguiente todavia mas. Para cuando una investigación sobre el despilfarro de la expo y la inhabilitación de sus ideólogos?.
  • francias14/06/13 00:00
    Cada vez que paso junto al recinto de la expo lo unico que veo es un monumento a la estupidez humana y al sinsentido de nuestras clases dirigentes y quienes los votamos y no botamos que es lo que deberiamos hacer, y cada 14 de junio deberiamos de guardar un minuto de silencio en señal de duelo como por ejemplo los casi 90 millones de euros del pabellon puente para nada, etc. El que creo que estoy equivocado que se acuerde de estas palabras cuando vaya al medico y por problemas en los recortes sufra algun agravio, que se vaya a llorar al pabellon puente
  • Ana14/06/13 00:00
    Filmax,primero respeta los comentarios de los demas y si te quieres ir del pais pues vete..de verdad crees que si no hubiiesemos tenido la Expo estariamos mejor? Solo tienes que ver como esta todo el pais,en Andalucia ,Valencia..peor que aqui...yo prefiero quedarme con lo bien que me lo pase,que malos momentos ya tenemos bastantes a lo largo de toda la vida
  • dani14/06/13 00:00
    Mejor un circuito de formula1 o la Copa America de vela, como en Valencia. Aquí al menos tuvimos tres meses de eventos culturales irrepetibles para esta ciudad.
  • Sara14/06/13 00:00
    Fue un verano maravilloso, yo lo recuerdo cada 14 de junio, es una pena pasar por ahí y ver en lo que ha quedado.
  • david14/06/13 00:00
    no entro al debate de si la expo fue buena o mala y si debio o no realizarse........ para mi el tema central seria, quien fue el tonto que penso que despues de la expo el recinto aportaria algo a la ciudad? por que no hay que irse muy lejos para ver que historicamente en todos los lugares donde se han dado expos  las zonas quedan abandonadas y son un fiasco financiero.... vease el caso de la expo de sevilla y eso que fue una expo internacional.... el tema de fondo seria saber cuanta gente se lucor ilicitamente con comisiones de obra o ventas de servicios o productos a sobre coste
  • david14/06/13 00:00
    Ana, yo también querría pasármelo bien como tú, no un verano, sino todos los días de todos los veranos de mi vida; y digo como tú en el sentido de hacerlo con el dinero de otros, como fue la ExpoRuina 08'. Y me alegro de que disfrutaras del iceberg ese (ni idea, pero supongo que nos estará costando un huevo y la yema del otro hasta el 2045, aprox) y de los fuegos artificiales..pero lo dicho, para otra vez, págatelo con tu dinero, quieres? gracias.
  • Ana14/06/13 00:00
    Que rapido pasan los años..La verdad que fue maravilloso..yo lo disfrute muchisimo.No entiendo como habia gente que sacaba tantas pegas..Aunque costo mucho dinero,por lo menos es algo que pudimos disfrutar todos..si no, se hubiera ido el dinero igual y ni nos habriamos enterado..Jamas olvidare el espectaculo del Iceberg..y los fuegos del ultimo dia
  • DLPZaragoza14/06/13 00:00
    Monumento a la estupidez de las políticas keynesianas, entendidas al estilo PPSOE. Dos años de crecimiento, y 10 de deuda. Dilapidar así los recursos públicos, financiando contra deuda, es la causa última de esta depresión económica.


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo