Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Arbolado urbano

Las obras y las talas masivas dejan sin sombras a Zaragoza

Las reformas que se realizan en la ciudad, la tala de árboles y la mala elección de algunas especies desprotegen a los ciudadanos en pleno verano, contribuyen al aumento de la temperatura y deterioran la imagen de la capital.

J. L. G. Zaragoza Actualizada 24/08/2012 a las 12:30
56 Comentarios
La tala de árboles en Gran Vía desprotege a los paseantesHA

La tala de árboles que durante estos días está realizando en Gran Vía y Fernando el católico una empresa contratada por Los Tranvías de Zaragoza, que tiene previsto cortar hasta medio centenar de ejemplares dañados durante las obras de instalación de las vías y catenarias, ha dejado al descubierto amplias zonas desprotegidas del sol y la evidencia de que en muchas calles de la capital aragonesa escasean las sombras.

En pleno agosto, con una ola de calor detrás de otra, los ciudadanos y turistas que se aventuran a salir a la calle cuando los termómetros rozan -e incluso superan- los 40 grados deben elegir bien sus recorridos para evitar algunas de las zonas en las que preciadas sombras brillan por su ausencia. Las muchas obras que se han realizado en Zaragoza durante los últimos años, talas masivas como la del eje del tranvía y el desacierto en la elección de algunas de las especies que se plantan en las calles de la capital han incrementado un problema que adquiere especial importancia en una de las ciudades más calurosas de España.

El valor de los ejemplares maduros

“Es importante conservar los conjuntos de árboles maduros, que son los que realmente dan sombra, aportan vapor de agua, ayudan a bajar la temperatura, oxigenan la ciudad, limpian la atmósfera de polvo y polución e incluso reducen el ruido del tráfico que sufren los vecinos”, explican desde Ansar, asociación ecologista que ya advirtió que las obras del tranvía estaban dañando seriamente los ejemplares Fernando el Católico y Gran Vía: “No protegieron correctamente los árboles, dejaron al aire sus raíces y cortaron ramas estructurales que provocaron cicatrices y descompensaron las copas”.

Aunque la política del Ayuntamiento es reponer cada árbol que muere y los responsables del tranvía se han comprometido a plantar más de 1.000 ejemplares por toda la ciudad, los expertos advierten de que estas nuevas unidades necesitan más de una década para cumplir su función medioambiental. “Zaragoza es una ciudad muy calurosa, por lo que hay que apostar por el arbolado maduro”, indican desde Ansar.


Los vecinos reclaman más arbolado

Con los ecologistas coinciden los vecinos, quienes denuncian la escasa atención que recibe la naturaleza 'urbana'. “Hay poca sensibilidad en la protección del arbolado. Durante las obras del tranvía no se ha realizado una protección cuidadosa de estos ejemplares y llevamos tiempo denunciando que en muchos barrios tardan demasiado en sustituir los tocones de los árboles cortados por nuevas unidades”, asegura Félix Moreno, presidente de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ).

De hecho, los vecinos de muchos barrios de la capital aragonesa se han convertido durante los últimos años en los principales defensores de algunos de los ejemplares más valiosos de la ciudad, como el laurel centenario de Torrero, la encina del Parque Bruil o el roble del Paseo del Canal. “En Compromiso de Caspe, por ejemplo, se conservaron los plataneros gracias a la presión de los ciudadanos”, valoran desde Ansar.

Pero no solo las talas y los árboles que no han sobrevivido a las muchas obras que durante los últimos años han transformado la ciudad son las culpables del desértico paisaje que ofrecen muchas calles de Zaragoza. “A pesar de que esta ciudad tiene un clima extremo, se ha apostado demasiado por espacios 'duros' en los que casi no hay vegetación”, continúa Moreno. La plaza del Pilar apenas cuenta con una veintena de árboles, la mayoría en la zona de terrazas, que apenas proporcionan sombra a los muchos turistas que buscan alivio en los escasos rincones en los que el sol no consigue colarse.

Algo parecido ocurre en la recientemente remodelada plaza de Eduardo Ibarra, en la que las largas hileras de diminutos árboles hacen casi intransitable el entorno del estadio de La Romareda. Pero el desierto zaragozano adquiere su máxima expresión en la zona de la Expo, donde la escasa vegetación se pierde entre toneladas de cemento.

Especies mal elegidas

Incluso en las zonas en las que los árboles sí rompen con la dureza del paisaje urbano se generan problemas derivados, en muchas ocasiones, de la mala elección de las especies que se plantan. Según los ecologistas, se debe apostar por las especies autóctonas y no por otros ejemplares que no se adaptan bien al clima zaragozano y se secan antes de tiempo o no adquieren el tamaño adecuado para cumplir con su función medioambiental.

“Los tilos que se plantaron en el paseo de la Independencia, por ejemplo, son árboles de montaña que necesitan mucha agua y una gran humedad, características que no se cumplen en pleno centro de la ciudad. En primavera están muy bonitos, pero todavía es agosto y ya se están secando sus hojas porque no aguanta estas condiciones climáticas”, comenta un experto de Ansar, una asociación que solicita al Ayuntamiento que plante especies más propias de la zona: “Cuando se acondicionó toda la ribera del Ebro, por ejemplo, se perdió una gran oportunidad de recuperar árboles propios de ese paisaje como los chopos, álamos o fresnos”.


  • Fernando25/08/12 00:00
    Si Si una vergüenza, un ayuntamiento que ha ido y va siempre de medioambientalista (conservar espacios verdes, ahorro de agua etc.) y lo único que hace es crear plazas de cemento (desde la del teatro principal hasta la del emperador Carlos V en el medio hay muchas muchas) con el tranvía talar árboles y mas árboles en bien de la no contaminación ¿? ?fuera autobuses fuera coches? poner césped para que el ciudadano no lo pueda disfrutar, por donde pasan las vías en Isabel la Católica, Casablanca, a eso si con granito por todos los sitios (supongo que Serra un material barato) ¿para que? eso si que gasta agua el césped por cierto parece que en los laterales de las vías ya están quitando el verde que había, por supuesto que lo pagaremos entre todos.
  • librepensador25/08/12 00:00
    Mientras no se vuelva a la poda clásica y  no hacerlo para que suban los arboles hacia arriba, con las molestias de insectos que llevan a las ventanas que alcanzan, y poden para tener como siempre sombra y lo hagan hacia lo ancho, pues, los arboles no tendrán base y a cualquier tipo de obra, les hará morir y desaparecer.
  • ANTONIO24/08/12 00:00
    CON LA TALA Y PODA EXCESIVA DE LOS ÁRBOLES DE GRAN VÍA, TERMINA EL DESPROPÓSITO EN QUE SE HA CONVERTIDO ESTA GRAN AVENIDA QUE ERA. AL MAL DISEÑO Y ORNAMENTACION ( ¡ QUE BANCOS! ) DEL PASEO, SE HA SEGUIDO UNA TOTAL FALTA DE MANTENIMIENTO Y CUIDADO DE JARDINES. OTRO CASO MAS, DE OPORTUNIDAD PERDIDA DE MEJORAR LA CIUDAD. Y A QUE COSTE !!!.
  • antonio24/08/12 00:00
    Uno de los ejemplos más sangrantes del asesinato de árboles en Zaragoza son los pinos talados en la nueva estación de cercanías, en la Gran Vía. Y si quieren ver más se pueden dar una vuelta por la ex Arboleda de Macanaz. Y esperen a ver los que van a morir por el Actur por lo del tren. Y por los carriles bicijetas.
  • car24/08/12 00:00
    que los podan en verano!!!!!!!!! que los matan adrede!!!!!
  • Lu24/08/12 00:00
    A nuestro alcalde esta visto que la posibilidad de estar algún día en "la sombra" le aterra y su subconsciente le traiciona. Pero cojidico de la mano de IU y de CHA, hace y deshace a su antojo. Tenemos tranvia y barquitos, unos arbolicos que importan.
  • Lu24/08/12 00:00
    Hay que mirar el lado positivo. Si Belloch se carga todos los arboles conseguira que cuando sopla el cierzo no nos caiga ningun ramal en la cabeza. Se ahorrara en bomberos y en la contrata de parques y jardines, y se ahorrara mucho agua en el riego. Con todo esto igual alcanza para una linea mas de barcos y quien sabe si de tranvia.
  • crm24/08/12 00:00
    Estoy completamente de acuerdo con lo que se dice en la noticia. El Ayuntamiento de Zaragoza no aprecia las zonas verdes. No hay mas que ver los pocos árboles que van quedando en Zaragoza. En la Calle Canfranc al remodelarla quitaron todos los árboles de una acera. Para hacer el parking " disuasorio" a la entrada por la carretera de Zaragoza se utilizó parte de una zona verde. Es una pena y lo pagamos los ciudadanos en verano. No hay una triste sombra en la Plaza del Pilar en pleno agosto. En fin que a ver si se cambia la mentalidad y se hace como en Madrid que por cada arbol que quitan plantan dos.
  • charly7324/08/12 00:00
    Pues es una pena, si de algo puede presumir la ciudad es de sus ramblas y aceras arboladas.
  • Ciudadesverdes24/08/12 00:00
    Paris, Madrid,Barcelona,etc..etc..paraisos verdes. (SIN COMENTARIOS)
Ver más comentarios


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo