Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Justicia de Aragón

El Justicia solicita al Ayuntamiento que adopte medidas para evitar las molestias que genera un bar

La Policía Local ha interpuesto 113 denuncias al local desde marzo de 2010 por actividades distintas a las autorizadas

Europa Press. Zaragoza Actualizada 03/07/2012 a las 16:56
6 Comentarios

El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, ha recomendado al Ayuntamiento de Zaragoza que adopte las medidas necesarias, mediante la tramitación de expedientes sancionadores o a través de los procedimientos legales que considere más adecuados, para evitar que un establecimiento de la calle Santa Isabel continúe generando molestias a los vecinos.

El Justiciazgo resuelve así una queja recibida en la institución en enero de este año en la que se detallaban las continuas molestias que desde hace años genera un bar que, bajo diferentes nombres, está instalado en un local de la calle de Santa Isabel.

El ciudadano que envió su escrito explica que este problema se inició en 1994 cuando se abrió el local con una licencia que, entre otros requisitos, establecía un aforo máximo de 57 personas y un nivel máximo de emisión de sonido de 83 decibelios.

Sin embargo, ante las quejas formuladas por los vecinos, "pronto se comprobó desde los servicios municipales que estas condiciones no se estaban cumpliendo, al igual que la relativa al horario, ya que permanecía abierto hasta la madrugada, con el consiguiente perjuicio para los vecinos, que ven imposibilitado su descanso por estas circunstancias".

De esta forma, "la situación se ha venido manteniendo y creciendo con ello el desconcierto de los afectados que, a pesar de reconocer la dedicación de la Policía y del servicio de Urbanismo, ven como el local incumple sistemáticamente y cambia de gestores sin que desde el Ayuntamiento se adopte una actitud decidida para ponerle fin mediante la aplicación estricta de las normas generales y ordenanzas municipales", aseguraba el ciudadano.

Tras admitir la queja a supervisión, el Justicia solicitó información al consistorio, quien puso a su disposición distintos documentos en los que consta que la licencia de la que dispone este establecimiento es de "bar con equipo musical con una emisión máxima de sonido de 83 decibelios entre las 12.00 y las 23.00 horas, excepto viernes, sábado y vísperas, que podrá funcionar hasta las 0.00 horas".

113 denuncias

El Ayuntamiento también remitió copias de las denuncias formuladas por la Policía Local, que comenzaron en 2004 y desde marzo de 2010 hasta enero de este año ascienden a 113 por actividades distintas a las autorizadas en el establecimiento, incumplimiento de las condiciones de seguridad, acústicas, higiénicas y de sanidad, desobediencia a los mandatos de la autoridad y sus agentes -cuando se ha requerido que apaguen la música o cierren el local por estar fuera de su horario-, tolerancia de consumo o tráfico ilegal de drogas, exceso de aforo, desórdenes públicos, entre otras.

También se adjuntó la relación de quejas recibidas en el 092, entre marzo de 2010 y enero de 2012, que ascienden a 36, la mayoría de ellas por música muy alta y procedente del local en el horario de madrugada; y distintas mediciones de ruido realizadas por la Policía Local y que acreditan "incumplimientos muy graves de los límites establecidos en la licencia y en la ordenanza municipal".

El consistorio detallaba también el expediente instruido para la revocación de la licencia, cuya orden fue revocada por resolución judicial; y otros expedientes encaminados a la suspensión cautelar de la licencia y al cierre del establecimiento durante un tiempo, cuyas órdenes también fueron revocadas en vía judicial.

Por último, el Servicio de Disciplina Urbanística informaba de que se han tramitado diversos expedientes sancionadores, estando actualmente en proceso dos de suspensión de la licencia y tres imponiendo sanciones económicas (dos por importes de 1.200 euros y otro de 601 euros).

Demasiados años soportando molestias

El Justicia advierte de que la documentación analizada deja constancia de dos hechos. En primer lugar, que los vecinos del entorno del número 5 de la calle Santa Isabel "llevan demasiados años soportando las graves y reiteradas molestias generadas por un bar que, con diferentes nombres, estilos y dirección, sigue manteniendo una actividad que no se ajusta a la licencia que tiene concedida".

En segundo lugar, que desde la Policía Local y demás servicios municipales se realiza una labor de vigilancia e imposición de sanciones que "en ocasiones deviene ineficaz al suspenderse las medidas de cierre o suspensión de licencia adoptadas, sin duda las más eficaces de cara a garantizar los derechos de los vecinos".

"Estos derechos tienen el rango de fundamentales, pues afectan a la inviolabilidad del domicilio, a la integridad física y moral, a la intimidad personal y familiar e incluso a la salud, que se ven gravemente menoscabados por situaciones de esta naturaleza", asevera el Justicia.

Por ello, "sin dejar de reconocer la importancia de la actividad municipal", el Justiciazgo aprecia que la persistencia del problema la revela "insuficiente" y añade: "Tal vez no se hayan agotado todas las posibilidades que ofrece la vigente normativa reguladora de la materia".

"Abusivo y contumaz incumplimiento de las normas"

En este mismo sentido, señala como de la información recibida se constata "que nos encontramos con un abusivo y contumaz incumplimiento de las normas por parte de los gestores del establecimiento e, incluso, con la comisión de faltas por las que han sido sancionados penalmente".

Por ello, el Justicia anima a la administración a tramitar expedientes separados de cada una de las denuncias, "juntamente con el estudio de todas las posibilidades legales existentes para acabar con la situación descrita en la queja y corroborada con la documentación que sirve de base a esta resolución".


  • Mª Luisa Marzo04/07/12 00:00
    La noticia en Heraldo de lo que cobraba el Justicia ,5.848,60 euros brutos mensuales,es de julio de 2010
  • Mª Luisa Marzo04/07/12 00:00
    Si hay tantas DENUNCIAS teóricamente tiene mas valor que una RECOMENDACIÓN del Justicia .Lo que supongo es que el Ayuntamiento cobrará por las terrazas y por impuestos dando beneficios. CORRUPCION es abuso del poder mediante la función pública para beneficio personal. Ciudadanos sufridores : No hagan denuncias conjuntas ,las hagan por separado ,continuamente por separado , y colapsen por entradas de denuncias el Ayuntamiento . FUERA EL JUSTICIA que permite tanta tropelía de recortes en sanidad ,educación ,timos bancarios ,y no dimite al ser su puesto SIMBÓLICO ,pero cobra .Si su sueldo fuera SIMBOLICO (5 euros ) le pediré disculpas publicas ,si su sueldo no es simbólico FUERA EL JUSTICIA .Otro sueldo a pagar .Desde aquí deseo saber ,si es tan amable , me informe su sueldo ,total ,ya que tiene un cargo público no creo que sea datos privados ;tenemos derecho a saber cuanto LE pagamos las familias.
  • José S.03/07/12 00:00
    No acabo de entender tales circunstancias dadas la cuales se permite la contaminación acústica del medio ambiente. Evidentement, parece que por falta de legislación y normativas municipales no es. Si un local de ocio público infringe las susodichas normas , ¿cómo no se sanciona contundentemente una vez que un ciudadano advierte a las autoridades competentes? Según lo descrito en la noticia el problema con el establecimiento en cuestión viene de largo. Es lamentable que tenga que ser el Justicia de Aragón el que tenga que hacer hincapié en este problema a las autoridades municipales ¿Qué han hecho hasta ahora?, ¿por qué no han solucionado este caso hace tiempo? También me hago eco del comentario número uno. Según se explica el/la amble comentarista hay otros casos parecidos en nuestra ciudad lo que parece indicar que el control de impertinencia social causada por estos lugares de recreo no está vigilado correctamenta. Tolerancia cero parece ser lo que aquí procede. De otro lado, me gustaría que alguien me explicara que poder legal real tiene el Justicia. Mi impresión personal es que sus recomendaciones no requieren un cumplimiento forzoso. Si así es, las resoluciones que emanan del Justiciazgo no dejan de ser sino simbólicas. Saludos.
  • un espectador03/07/12 00:00
    El esperpento llega al extremo de que si los ruidos los produce no un bar sino muchoS, ej. muchas terrazas de distintos bares, dicen que no se puede sancionar porque se desconoce la fuente exacta del sonido. Y esto aunque las mediciones en tu casa superen 30 db lo permitido. Ánimo a los afectados, yo pasé por una situación similar y es kafkiano, como te derivan de policía de barrio a servicios públicos, de ahí a la UPA y de nuevo a policía de barrio, terminas la ronda y todos dicen que las competencias son de otros. SPAIN IS DIFERENT
  • Iru03/07/12 00:00
    ¿Para esto esta el Justicia? va a ser que no hay suficiente funcionariado que cumpla con su función (valga la redundancia) o bien algo falla y eso es precisamente lo que habría que arreglar y no despacharse con una recomendación !vamos digo yo!
  • Otros afectados03/07/12 00:00
    Si solo fuera este, en Francisco Vitoria tenemos uno debajo que ha pasado por diferentes manos y todos han hecho obras con la persiana medio bajada (para no pedir permisos de obras al ayuntamiento), con lo que la autorización primera no sirve ya que al hacer estas obras han ido rompiendo el sistema antiruido. Tenemos que dormir con tapones en los oidos de jueves a domingo y mis vecinos de los pisos mas abajo huyen de casa. Ha venido la policía varias veces, pero aquí nadie hace nada.


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo