Despliega el menú
Aragón

OLA DE CALOR

Zaragoza, en el epicentro del calor, roza los 38 grados y se declara la prealerta

Se espera que mañana se registren las temperaturas más elevadas, con casi 40ºLa Agencia Estatal de Meteorología advierte de la intensa canícula también en otras tres provincias: Valencia, Alicante y Murcia

Un grupo de zaragozanos combatía ayer las altas temperaturas en una fuente del frente fluvial, la más popular durante la Expo 2008
Zaragoza, en el epicentro del calor, roza los 38 grados y se declara la prealerta
OLIVER DUCH

Zaragoza. El período de vacaciones se va a estrenar en el Valle del Ebro con temperaturas muy elevadas. Tanto que la provincia de Zaragoza aparece ya en pleno epicentro del calor en los mapas de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y todo parece indicar que se mantendrá así en los próximos días.

 

De hecho, la Agencia activó ayer el nivel de prealerta en cuatro provincias españolas. Tres de ellas están en el Levante -interior norte y sur de Valencia, Alicante y Murcia-. La cuarta es Zaragoza, con lo que el Valle del Ebro se posiciona como la zona más ardiente del corazón de la Península.

 

El servicio de Meteoalerta estimó ayer que las cuatro zonas iban a alcanzar máximas de 36 grados, aunque finalmente Zaragoza capital llegó a registrar 37,5. Las mínimas, además, rozaron los 21 grados en todas estas zonas.

 

Por otra parte, en Teruel, se activó también la prealerta por riesgo de fuertes tormentas y se esperaba que a lo largo del día de hoy pudiera haber chubascos en el norte de Aragón y Cataluña.

 

La prealerta trata de ser una llamada de atención pero, sobre todo, a los grupos de riesgo, ya que no se considera que se alcancen de momento niveles de calor preocupantes. Sí que deben mantenerse especialmente hidratados los niños, los ancianos y los enfermos crónicos.

 

¿Por qué en la provincia?

El hecho de que Zaragoza sea la única provincia alejada de la costa que haya sido incluida en el nivel de prealerta podría parecer paradójico, pero responde a unas causas bien definidas.

 

Amadeo Uriel, director de la delegación en Aragón de la Agencia Estatal de Meteorología, concretó ayer que, para empezar, las temperaturas son propias de la época. "Normalmente, los meses más calurosos en Zaragoza son julio y agosto, aunque durante la segunda quincena de ese mes ya empieza a refrescar algo", explicó.

 

En el caso de esta prealerta, confluyen las altas temperaturas con las características del aire. Hasta hace pocos días, los vientos que llegaban a la provincia lo hacían del norte o noroeste y de latitudes más altas, lo que hacía el calor más llevadero.

 

Sin embargo, en los últimos días, el aire llega desde latitudes más bajas, lo que hace que, unido a la intensa canícula, el ambiente se vuelva mucho más asfixiante.

 

La previsión es que los dos próximos días sean muy similares al de ayer, que mañana se alcancen las máximas temperaturas de la semana y que a partir del jueves haga un poco menos de calor, lo que no evitará que se rocen los 35 grados en muchos puntos de las tres provincias.

 

Por otro lado, las mínimas serán excesivamente elevadas y no van a bajar de los 23 o 24 grados en el Valle del Ebro. Cuando las mínimas nocturnas quedan por encima de los 20 grados se produce lo que se conoce como 'noche tropical', uno de los fenómenos más difíciles de llevar, porque interrumpe gravemente el descanso e impide recuperarse adecuadamente del calor del resto de la jornada.

 

Que el verano sea más fácil de llevar o no dependerá precisamente de lo variable que resulte. Las alertas suelen activarse en función no solo de las temperaturas, sino de las jornadas durante las que se registra una canícula elevada de manera ininterrumpida, lo que hace que la sensación de calor se vaya acentuando.

Un verano dentro de lo normal

De momento, y según especifica Amadeo Uriel, la previsión no indica que el calor vaya a ser especialmente fuerte este verano en Aragón, a pesar de que estos días arranquen tan fuerte.

 

"En otras comunidades, sobre todo en algunas del Levante, sí que se ha apuntado que podría hacer más calor que en otros estíos, pero no es el caso de nuestra comunidad, donde se esperan precipitaciones y marcas en los termómetros similares a los de otros años", indica el director.

 

Sí que podrían cambiar las sensaciones con respecto al de 2008, pero porque este fue muy atípico. "Se combinaron días de altas temperaturas con otros un poco más frescos, y por eso tal vez no se recuerda como tan caluroso", dice.

 

Sí que es cierto que este mes de junio ha sido especialmente cálido, tres grados más de lo habitual. La media de las máximas ha sido de 31,5 grados y, la de las mínimas, de 17,8 grados.

 

Algo que sí que se mantiene acorde con esta temporada es el índice ultravioleta, que ayer era de 9 y hoy ya rozará el 10 (el máximo es el 11). Por eso, los especialistas piden a la población que, al margen de la sensación de calor percibida, se protegan de los rayos. Se considera necesario utilizar siempre protección solar (elevada si la persona va a estar expuesta en las horas centrales del día) y mantenerse bien hidratado.

En el resto de Aragón

Aunque el Valle del Ebro será la zona más castigada por el calor estos días, Teruel no se libra de la canícula. Ayer se registraron 32,8 grados en esta capital; 33,2 en Calamocha y 33,6 en Alcañiz. Las mínimas, no obstante, dieron un respiro y se quedaron entre los 13 y los 19 grados.

Superaron además los 34 grados otros puntos de la comunidad como Calatayud (34,8); Sos del Rey Católico (34,4) y Huesca (35,1). Bielsa y Benasque fueron los lugares más frescos, con 27,2 y 27,6 grados respectivamente.

Etiquetas