Fiestas del Pilar
Suscríbete por 1€

Toquinho, una cálida fiesta de sonidos brasileños en el Jardín de Invierno

El músico paulista ofreció ayer un concierto para el recuerdo en el Parque Grande, y celebró sus más de 50 años de carrera

El guitarrista, compositor y cantante Toquinho, ayer, durante su actuación en Zaragoza
El guitarrista, compositor y cantante Toquinho, ayer, durante su actuación en Zaragoza
Toni Galan

«Es un orgullo estar aquí, cerrando estos conciertos en las fiestas del Pilar», dijo ayer Toquinho (São Paulo, 1946) al inicio de su actuación. Apareció solo con su guitarra en el escenario, y comenzó interpretando ‘Corcovado’, enlazando con ‘Garota de Ipanema’. Enseguida, el Jardín de Invierno se impregnó de los cálidos sonidos brasileños en una noche perfecta, que quedará en el recuerdo de las cerca de 1.000 personas que disfrutaron ayer del último ‘show’ de la programación pilarista en este escenario del parque Grande José Antonio Labordeta.

Previamente, la cantante y actriz zaragozana Marta Domingo y el pianista cubano Humberto Ríos ofrecieron un ramillete de canciones formado por temas propios y también algunos clásicos del repertorio hispánico. Sirvieron una excelente entrada para lo que vino después con Toquinho, sus músicos, bajo y batería, y sobre todo Camila Faustina, «una de las mejores voces de la música brasileña», como el mismo Toquinho la presentó.

En el repertorio, el músico paulista hizo un repaso por varios de sus temas más emblemáticos, y por canciones de sus amigos, artistas como João Gilberto, Antonio Carlos Jobim, Vinícius de Moraes, Chico Buarque, que tanto influyeron en su carrera y en su vida, y que marcaron y definieron el camino de la bossa nova. Recordó una frase de Caetano Veloso sobre João Gilberto, antes de interpretar su tema ‘Chega de saudade’, cuyo disco homónimo de debut se considera el primero álbum de bossa nova de la historia: «Nadie con tan poco cambió tanto».

Toquinho hace algo parecido. Consigue que al tocar su guitarra todo suene orgánico, sencillo, acariciando las cuerdas, pasando por los trastes con una destreza y una maestría que, sin embargo logra mantener por debajo de todo el sentimiento que transmite. Él mismo se define como guitarrista y compositor antes que cantante. Pero todo ello unido lo ha convertido en una leyenda, con más de 80 discos editados.

El público disfrutó ayer de lo lindo con una noche mágica, mecido por la música interpretada por Toquinho y sus músicos, y por los contrapuntos de las voces del artista y Camila Faustino en temas como ‘Andança’, ‘Chega de saudade’, ‘Eu sei que vou te amar’, ‘Berimbau’. Durante el concierto también sonaron piezas como ‘Samba de Orly’, ‘Tarde em Itapuã’, ‘Samba pra Vinícius’, y en su parte final, ‘Aquarela’, ‘Tonga da mironga do kabuletê’ y ‘Tristeza’. Una delicia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión