Despliega el menú
Fiestas del Pilar
Suscríbete

musica

Jorge Drexler: "Hay pocas cosas menos superficiales que bailar"

El cantautor uruguayo iluminará esta este miércoles (21.00) el Jardín de Invierno del Parque Grande con su exquisito repertorio al que ha añadido la canción ‘La guerrilla de la concordia’.

Jorge Drexler comparecerá en el Jardín de Invierno.
Jorge Drexler comparecerá en el Jardín de Invierno.
Antón Goiri

Esta noche regresa a Aragón, una Comunidad que conoce muy profundamente desde hace más de dos décadas gracias a sus múltiples conciertos.

¡Qué bueno recordar esos momentos! Incluso la primera vez que toqué en público con mi hermano Daniel fue en 2006 en el Teatro Principal de Zaragoza. Soy muy afortunado. El hecho de que me reciban con tanto cariño y que me inviten tanto a tocar es de agradecer. Afortunadamente, me pasa en Aragón y en otros muchos lugares. Mi música me ha llevado a conocer regiones llenas de historia, como Aragón, donde me siento en casa. No tengo más que celebrar. También he trabajado mucho con aragoneses. Mis dos primeros discos españoles los produjo el aragonés Gonzalo Lasheras, a través del cual conocí a un poderoso grupo de músicos aragoneses.

¿Cómo ha vivido el tiempo de confinamiento y pandemia, sin posibilidad de ofrecer recitales?

Por suerte las cosas han ido mejorando y estamos cada vez mejor. Desde que volví a esta última gira sentí que la sangre me volvía al cuerpo, que la relación con el otro era algo importantísimo para mí. Incluso para cosas que no sospechaba, como la composición, que es el acto solitario por antonomasia, pero que en mi caso necesita la presencia del otro, como el amigo con el que quedas el fin de semana para tocar la guitarra. Tengo un grupo de amigos con los que me junto todos los domingos a comer y a tocar. También necesito la presencia del público que viene a ver los conciertos o del equipo de trabajo al que le muestro las canciones a medida que las voy componiendo. Esas ausencias me dificultaron mucho la composición. Siempre digo que para mí la composición es un hilo que se tensa por dos puntas: yo tiro en soledad de una punta, pero hasta esta pandemia no me había dado realmente cuenta de que necesitaba que desde el otro lado también la tensaran.

Fruto de este proceso es la bellísima canción ‘La guerrilla de la concordia’ que ha lanzado con éxito en las plataformas digitales.

Ha sido una sorpresa para mí la repercusión de la canción. Es el fruto de muchas cosas. Es una canción que comencé a escribir hace cuatro años y que no supe terminar hasta que no me enfrenté a esta situación de aislamiento. Me dí cuenta de que era una canción grupal, de celebración colectiva del reencuentro. Quizás por eso ha tenido tan buena recepción. Estábamos todos deseosos de reencontrarnos con nuestros semejantes, de cantar en grupo. Es una canción escrita en plurar y cantada en plural.

La letra aplicable a todos los momentos de la historia, pero especialmente a los actuales; proclama la necesidad de amarse, se alza contra el odio...

Mi sensación es que ese es un dilema del ser humano que nunca se extingue del todo. Pero es cierto que en algunas épocas se vuelve más perentorio tenerlo en cuenta. De cualquier manera, no es habitual que yo tome una posición tan clara en un dilema ético como este, entre los que siembran concordia y los que siembran discordia. Sentí que tenía que hacerlo, que era el momento.

En un plano más superficial, en el videoclip se anima hasta a bailar, algo poco habitual en usted.

¿Por qué te parece más superficial el baile? Hay pocas cosas menos superficiales que bailar. El baile es un acto enormemente complejo desde el punto de vista neurofisiológico. Requiere la coordinación del cerebro lógico para producir una serie de movimientos del cerebro más primario para mover el cuerpo. Y también del cerebro afectivo, de relacionarte con el otro. Es una de las actividades que involucra más partes del cerebro. Le tengo un enorme respeto al acto de bailar. Estaba muy cómodo con el coro que participó en el rodaje. Era un grupo humano que me hizo celebrar. Además, llevaba una ropa muy holgada que me invitaba a bailar.

Si algo rezuma el videoclip es naturalidad.

Se grabó muy rápido y muy de verdad. Las personas que aparecen son las que grabaron la canción. Y estaban cantando a toda voz en ese momento y lo sentía profundamente y me inspiró a bailar.

¿Puede deducirse que esta canción es la antesala de un nuevo disco?

Los discos están ligados siempre a la necesidad de interpretarlos en vivo. Al cruzarse la pandemia, eso me dejó en un limbo, desconcertado, aunque también disfrutando de un momento tan atípico, al estar tan metido en tu casa y en tu familia, de volcarte en tus libros y de generar unas rutinas que antes no tenías. Se me hizo muy difícil escribir y se me está haciendo muy difícil conformar un disco. Por eso he decidido sacar una canción y dentro de poco lanzaré otra completamente diferente a la anterior. Es previsible que saque un disco el próximo año. Tengo el repertorio escrito en gran medida, pero no es lo mismo escribir que pensar en un disco.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión