Despliega el menú
Fiestas del Pilar
Suscríbete

crítica de concierto

Rufus y el soul psicodélico

Por
  • Gonzalo de la Figuera
OPINIÓNACTUALIZADA 12/10/2021 A LAS 17:55
Rufus T. Firefly, en el Jardín de Invierno.
Rufus T. Firefly, en el Jardín de Invierno.
Francisco Jiménez

La edición pilarista del Zaragoza Psych Fest presentó el lunes un cartel con tres propuestas de muy variopinto pelaje más o menos psicodélico: los zaragozanos My Expansive Awareness, los madrileños -de Aranjuez, más concretamente- Rufus T. Firefly y los sevillanos Califato 3/4. A la banda zaragozana la hemos visto en varias ocasiones en los últimos tiempos y concierto tras concierto se ha consolidado como uno de los nombres más atractivos de la neo-psicodelia nacional, mientras que los Califato actuaron hace solo unos meses en la ciudad, así que el principal punto de interés se centraba en los Firefly, que publicarán su nuevo álbum el mes próximo.

Y, en un acto de valentía poco frecuente y que les honra, el grupo comandado por Víctor Cabezuelo y Julia Martín-Maestro se dedica estos días a presentar en directo el disco en cuestión ('El largo mañana' lleva por título) antes de que vea la luz. Un doble reto, pues no solo ofrecen unas canciones que el público escucha por primera vez, sino que además en ellas se aprecia un giro sustancial en la línea sonora que había encumbrado a Rufus T. Firefly como indiscutibles referentes del rock psicodélico de este país.

Así, aunque la banda conserva sus señas de identidad en forma de un sonido denso y envolvente, piezas como 'Polvo de diamantes', 'El largo mañana', 'Me has conocido en un momento extraño de mi vida' o 'El hombre de otro tiempo' están revestidas de nítidos aromas soul, toques de funk, incluso alguna pincelada disco (ellos mismos han citado a Marvin Gaye como una de las influencias que han marcado este golpe de timón); incluso canciones anteriores como 'Nebulosa Jade' o 'Magnolia' aparecen orientadas en esa dirección. A falta de familiarizarse más con el nuevo material, el experimento tiene buena pinta, sustentado por el preciso trabajo de Julia a la batería. Vaya, que sin renunciar por completo a sus principios psicodélicos, resulta que Rufus T. Firefly -como el personaje de Groucho Marx que inspiró su nombre- también tienen otros.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión