Despliega el menú
Fiestas del Pilar
Suscríbete

ofrenda de flores

La Ofrenda desde lo alto

Un pequeño malentendido en los accesos ha provocado una hora de demora en la subida a la Torre del Pilar, donde se encuentra el mirador panorámico de la basílica.

La panorámica de la Ofrenda desde la torre del Pilar es única.
La panorámica de la Ofrenda desde la torre del Pilar es única.
P. B.

Los trabajadores se han encontrado la puerta cerrada y sin poder acceder a su puesto de trabajo a primera hora de la mañana, lo que ha provocado retrasos de una hora para subir al mirador panorámico de una de las torres del Pilar a las 11.00 de este martes.

Al parecer, la Policía Local había vallado los accesos a la fachada trasera del templo, y según contaba una trabajadora no se le permitía entrar ni al cabildo.

Desde la torre del Pilar.
Desde la torre del Pilar.
P. B.

Tras el pequeño malentendido, las visitas han comenzado con una hora de retraso, pero la demora ha valido la pena para zaragozanos y turistas que, con reserva, tenían entrada para subir al mirador.

“Tienes que reservar con un día de adelanto por la normativa. Hay gente que en días ordinarios hasta sube sola… Les recomendamos si son de aquí esperar a la siguiente semana. Desde luego nosotros no pensábamos encontrarnos con esta torta", contaba entre risas una trabajadora.

Pero este martes, la torre del Pilar se ha convertido en un mirador privilegiado para seguir la Ofrenda sin los inconvenientes del vallado que la ha rodeado. Así que no es de extrañar que nadie quisiera perder su turno.

El precio de la entrada son 4 euros para adultos, dos con descuento para jóvenes hasta 25 años; y los jubilados o mayores de 65 pagan tres euros. Los niños menores de 12 años no pagan entrada.

Además de visitar el mirador, se puede adquirir estos días una entrada conjunta para visitar la Catedral del Salvador y el Museo del Rosario de Cristal.

El ascensor panorámico, ubicado en la torre de San Francisco de Borja, ofrece una de las posibilidades más atractivas de visita cultural a la Basílica del Pilar. Así, tras un ascenso de 62 metros en 20 segundos, el visitante se encontrará con dos tramos de escaleras y una estancia de descanso antes de llegar al mirador superior, acristalado y situado a 80 metros del suelo. Las perspectivas de las cubiertas de la Basílica del Pilar y de la extensa ciudad de Zaragoza son "únicas y privilegiadas", pues el río Ebro y un mar de cúpulas quedan a los pies del visitante, con una mirada de 360 grados que recorre Zaragoza desde las alturas. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión