Despliega el menú
Fiestas del Pilar
Suscríbete

La fabricación de una joya pilarista, paso a paso

En un pequeño taller de Zaragoza se elaboran piezas que se lucen durante la semana del Pilar, en actos como la Ofrenda.

De un pequeño taller familiar de Zaragoza salen piezas de joyería que se lucen cada año en las ofrendas de flores y frutos o en el Rosario de Cristal. Detrás de ellas están las manos de Mariano e Iliana Casasnovas –padre e hija- y Alejandro Alonso –el yerno-. Juntos fabrican las joyas que cuelgan de orejas y cuellos, que cierran mantones o amarran un moño.

En Plate-Art entra la plata en granalla y, tras un minucioso trabajo, sale en forma de joya. "Es un regalo recurrente durante todo el año, aunque en estos días viven su apogeo. Además, esta semana estaremos en la plaza de los Sitios, en la muestra de artesanía", celebra esta familia tras no poder asistir el año pasado. "A veces empiezan a preparárselo con una semana de margen, se pasan por la plaza y se deciden por completar el conjunto con alguna pieza o cambiarlo entero. Hay quien lo hace el día de antes, el mismo día 11". Cuando algún miembro de esta familia ve una sus creaciones sienten "orgullo". "Sabemos cuáles son nuestros diseños. Dices, estos pendientes los hicimos hace mil años o nos cuentan que les han preguntado de dónde eran y habían causado sensación", reconoce Iliana. Ella empezó de niña a poner las piedras en las joyas a cambio de una propina para irse a la piscina. ¿Se valora la artesanía? "No mucho. A veces dicen que es artesanía y lo que hacen es revender productos que elaboran otros”, lamentan en Plate-Art.

Fabricación artesana de joyas pilaristas, en Zaragoza.
Fabricación artesana de joyas pilaristas, en Zaragoza.
Guillermo Mestre

Cómo se hace una pieza de plata, paso a paso.

1. El diseño y el molde

El primer paso es esbozar el diseño. "Muchas veces lo hacemos recortando piezas en cera o uniendo otras que ya tenemos y vamos creando", explica Iliana. En este taller zaragozano prueban modelos guiándose por su criterio y el gusto de sus clientas. Los ciudadanos buscan que sean modelos exclusivos, un precio asequible y que no sean de peso para que la oreja no sufra.

"El otro día, por ejemplo vino una señora que buscaba una peineta para campesina, que no llevara mucha piedra y que fuera ahumada para que fuera discreta. En cambio, si es para gala quieren algo más vistoso", añaden.

La tendencia de la plata para completar el traje regional ha aumentado. "Muchas veces usaban los chapados en oro pero, poco a poco, la gente ha ido cambiando a la plata porque le va gustando más y es una cosa que la tienen ya para generaciones futuras", señalan. Son piezas que les acompañan toda la vida: "Se lo regalan para el bautizo de las niñas y luego le añaden alguna parte para llevarlas de mayores".

Fabricación artesana de joyas pilaristas, en Zaragoza.
Fabricación artesana de joyas pilaristas, en Zaragoza.
Guillermo Mestre

2. En cera

El siguiente paso es el rellenado del molde con cera. Cuando se seca, se limpian los huecos y se colocan en lo que estos artesanos llaman "árbol". De un palo, también de cera, salen unas ramificaciones que terminan en las distintas partes de las creaciones.

El "árbol" se coloca en un cilindro que se cubre con una maseta de polvo y agua, lo que denomina "revestimiento". De ahí a la vacuum, una máquina que la agita para que saque las burbujas. Después, se deja reposar dos o tres horas, dependiendo de la época del año.

Se pasa por la licuadora, para que la cera se derrita con el aumento de temperatura del vapor de agua y caiga. "Entonces se quedan todos los agujeros como si fuera una colmena", explica Iliana. "Y una vez que se tiene hecho eso, se meten los cilindros al horno durante ocho horas, hasta los 649 grados. El proceso es escalonado, es decir, no se puede subir de golpe porque estallaría", continua Alejandro.

Fabricación artesana de joyas pilaristas, en Zaragoza.
Fabricación artesana de joyas pilaristas, en Zaragoza.
Guillermo Mestre

3. La plata

¿Cuánta plata hay que fundir? "El peso de la plata multiplicado por 10", detalla Alonso. La granalla, que se consigue a través de la Asociación Española de Metales, se pone en el crisol has los 980 o 1000 grados para fundirla. Se introduce la plata fundida en el cilindro y se deja reposar unos 10 minutos para que baje la temperatura. "Se mete en agua y el contraste de temperatura hace que el revestimiento se pierda", agregan los artesanos. Se limpia el árbol con ácido y agua y se cortan las piezas, que deben ser repasadas con un ganchillo para retirar cualquier resto del revestimiento.

Fabricación artesana de joyas pilaristas, en Zaragoza.
Fabricación artesana de joyas pilaristas, en Zaragoza.
Guillermo Mestre

4. Se arma la pieza

Los últimos pasos son el soldado, que se realiza tras la unión de las diferentes partes, como si de un puzzle se tratara, y el pulido, que se acomete en una habitación cerrada por el polvo que se acumula. Se lija, se envejece y se saca brillo. El último paso es colocarle las piedras, que suelen ser de Swarovski.

Fabricación artesana de joyas pilaristas, en Zaragoza.
Fabricación artesana de joyas pilaristas, en Zaragoza.
Guillermo Mestre

Los Casasnovas se amoldan a las necesidades de los clientes. "Buscamos adaptarnos a la personas, por ejemplo, damos solución a una niña o una persona que tiene el agujero rasgado", apuntan en este negocio artesanal de la calle de Vicente Berdusán. El precio varía dependiendo de la cantidad de plata que lleva, así oscila entre los 25 euros que cuestan los pendientes infantiles a los 175 que puede costar un broche de gran tamaño. Han mantenido los precios a pesar de que el coste de la plata haya subido: "Ha pasado de 400 o 500 euros a 900 a causa de la pandemia".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión