Despliega el menú
Fiestas del Pilar
Suscríbete

Cómo ejercer de buen anfitrión en el Pilar con una ruta fuera de circuito

Tapas, bares castizos, vinos de Aragón, comida para llevar, menús pilaristas y tardeo protagonizan un recorrido diferente.

Las ‘no fiestas’ del Pilar de este año van a ser diferentes, pero como siempre sucede, seguro que atraen a muchos visitantes de fuera. Esto es algo que notarán los hogares zaragozanos. Ante esta realidad, dónde ir estos días y cómo ser un buen anfitrión con propuestas que se salgan de los caminos más trillados, suele ser una inquietud habitual.

Las ideas que se proponen a continuación responden a ese perfil de intentar ofrecer algo distinto y fuera de circuito. Por supuesto, se pueden complementar con otras, pero estas atesoran actualidad, disfrute y mucha gastronomía en varios formatos.

Muy actual, por ejemplo, puede ser conocer algunos de los bocados premiados hace unos días en el Concurso de Tapas de Zaragoza, el más antiguo de España. Seguro que nuestros invitados lo agradecen y quedamos muy bien como anfitriones.

Para salir del centro histórico, se puede apostar por La Zona. En el entorno de la calle Francisco de Vitoria se concentran Nola Gras (c/ Francisco de Vitoria, 28), donde, sí o sí, hay que probar su 'Umami marino', la tapa ganadora, y Atípico (c/ José María Lacarra de Miguel, 18), que está muy cerca, con su ‘Okonomimaño’, una sorprendente fusión de Aragón y Japón que quedó segunda en la final. Este pequeño recorrido puede concluir en El Escondite (Paseo de los Rosales, 30), galardonado por su puesta en valor de los alimentos de Aragón.

Para revivir los Pilares de antaño hay unos cuantos bares castizos que se salen de las rutas clásicas del Tubo. En la zona de Universidad, por ejemplo, se mezclan el aroma a madera con los vinagrillos y los tacos en escabeche de Vinos Rubio (c/ Santa Teresa de Jesús, 8); al otro lado del río Ebro, en el Arrabal, la cita con solera es en Fausto (c/ Jesús, 26) alrededor de sus croquetas y salmueras XXL, para terminar en Antigua Casa Paricio (c/ Coso, 188) probando su vermú casero.

Disfrutando del tardeo en la Octobeer de Las Playas
Disfrutando del tardeo en la Octobeer de Las Playas
A. T.

Otra opción como buenos anfitriones es mostrar los mejores vinos de Aragón. Opciones hay muchas, pero tres muy recomendables son acudir al restaurante Palomeque (C/ Agustín Palomeque, s/n), donde además de un amplio muestrario de las denominaciones de origen aragonesas, hay vinos de varias indicaciones geográficas protegidas, Pago de Aylés y Alto Moncayo; el bar El Fútbol de Torrero (avda. América, 3), donde Manolo Bona ejerce de perfecto anfitrión maridando cientos de vinos aragoneses con croquetas de sabores inverosímiles, y Vinos Premier (c/ Zurita, 3), que combina con acierto lo popular y lo sorprendente.

Entre tanto paseo, se puede optar por propuestas para celebrar en casa sin manchar la cocina. Los menús a domicilio que durante estas fechas ofrecen La Tradicional (Camino de las Torres, 92) y Saborea la Vida (c/ Madre de Vedruna, 5) son una buena alternativa. Económicos, caseros y bien elaborados con el imprescindible protagonismo del ternasco de Aragón.

Hablando de este producto icónico, que está en prácticamente todos los menús pilaristas, ahí van dos sugerencias muy diferentes: El Sarmiento (avda. Pablo Gargallo, 41), con su abundante menú aragonés para grupos, y El Cachirulo (N-232, km, 1,5), un referente gastronómico de Aragón alejado del ruido y con una terraza envidiable.

El colofón a este recorrido alternativo invita a acudir a la fiesta de la cerveza en Las Playas. TardeoZaragoza ofrece su particular Octubeer contemplando uno de los mejores atardeceres de la ciudad y escuchando la selección musical programada por Henry Sottto.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión