Despliega el menú
Fiestas del Pilar
Suscríbete

La basílica del Pilar, el epicentro de Zaragoza. Qué ver, horarios y precios

El templo está abierto todos los días del año, desde las 8.30 hasta las 20.30, y desde las 4.00 el día 12 de octubre. En su interior, pinturas, obras de arte, ornamentos y, cómo no, la imagen de la Virgen.

<Zaragoza
Rafael Gobantes

La basílica del Pilar, epicentro de la fiesta grande de Zaragoza, tiene estos días sobre sí las miradas de cientos de miles de personas que pasarán por delante de sus puertas. La plaza en la que se asienta, siempre bullendo de animación; los puentes que la flanquean, improvisados sets fotográficos desde donde retratar su conocida estampa; el río Ebro, que según cuenta la tradición, guarda silencio cuando pasa a su lado. ¿Y su interior? ¿Qué maravillas alberga que pueden ser visitadas estos días?

Pues prácticamente todas. Menos el Museo Pilarista, cerrado temporalmente, la basílica atesora rincones, pinturas, tapices, ornamentos, banderas, souvenires y un par de bombas que nunca explotaron pese a caer sobre el recinto en pasados tiempos revueltos. Además, claro está, del camarín desde el que la Virgen del Pilar recibe a todos los visitantes con un nuevo manto cada día del año.

Solo pasear por el interior del templo ya merece la pena, aunque solo sea por su tamaño. Mide 130 metros de largo, 76 de ancho, 18 de altura hasta la cornisa general, 28 hasta los vértices de los arcos y 80 hasta la cruz de la cúpula central. Cuenta con cuatro torres de 92 metros de alto: la más antigua, la de Santiago, data de 1715 y está situada en el lado oeste de la fachada principal; la segunda, la de Nuestra Señora del Pilar, en el lado más próximo al ayuntamiento, se construyó entre 1903 y 1907; y las dos torres que dan a la ribera, que comenzaron a levantarse en 1949 y fueron finalizadas en 1959 una y en 1961 la otra, llamadas Santa Leonor y San Francisco de Borja.

Precisamente, esta última cuenta con un ascensor panorámico que eleva al visitante a 62 metros en 20 segundos. Después, tras subir dos tramos de escaleras, un mirador situado a 80 metros del suelo permite contemplar las cubiertas de la basílica, un mar de cúpulas a los pies del visitante, y ofrece una mirada de 360 grados sobre la ciudad. Las entradas pueden comprarse en la web de la basílica y las visitas se hacen en grupos de 6 personas cada 15 minutos. Lunes a jueves, de 10.30 a 14.30 y de 16.30 a 20.30. De viernes a domingo, de 10.00 a 20.30. Las entradas cuestan 2 euros para los menores, 3 para los jubilados y 4 la entrada general. 

Ascensor panorámico en una de las torres del Pilar
Ascensor panorámico en una de las torres del Pilar
P. R.

Existe la posibilidad de comprar entradas para visitar la basílica del Pilar, la vecina catedral de San Salvador (la Seo) con su colección de tapices, y la subida en el ascensor panorámico, todo ello con audioguía incluida. Tickets desde 4 euros en esta página web.

En el interior del templo, el visitante descubre maravillas como el Retablo Mayor, una joya renacentista con elementos góticos, labrada el alabastro de Escatrón y dedicado a la Asunción de la Virgen. Es obra de Damián Forment y data de los primeros años del siglo XVI. 

Retablo del Altar Mayor
Retablo del Altar Mayor

Justo enfrente del Retablo se encuentra el Coro Mayor. De estilo plateresco, fue tallado por el zaragozano Nicolás Lobato, el navarro Esteban de Obray y el italiano Giovanni Moreto. Está tallada en roble de Flandes entre 1544 y 1548.

La Santa Capilla es, sin duda, el centro sobre el que pivota todo el recinto, un pequeño templo dentro de otro más grande. Toda su arquitectura es obra de Ventura Rodríguez, y se considera un exponente del barroco español. El arquitecto resolvió no mover la Santa Columna y la imagen de la Virgen de su lugar original, y pese a estar en una esquina, consiguió que fuera el centro de atención de toda la capilla. Bajo su planta se encuentra la cripta en la que reposan personajes ilustres de la historia de Zaragoza y del Pilar, y que se abre a los fieles el día de Todos los Santos y el de los Difuntos (1 y 2 de noviembre, respectivamente).

La Virgen del Pilar, colocada sobre la Santa Columna (un pilar de jaspe de 1,70 metros de altura y 24 centímetros de diámetro, forrado de bronce  y plata), se halla dentro de un camarín de plata con fondo de mármol verde, tachonado de estrellas cuajadas de joyas donadas por devotos (en la actualidad hay 72). La imagen, de 36 centímetros de altura, representa a María como Reina y Madre, coronada, con regio vestido gótico. El Niño reposa sobre su mano y cadera izquierdas. Fue restaurada en septiembre de 1990 por el Instituto del Patrimonio Histórico Español. 

La plaza del Pilar y el camarín de la Virgen, en el día grande de Zaragoza
La plaza del Pilar y el camarín de la Virgen, en el día grande de Zaragoza
José Miguel Marco

Los días 2, 12 y 20 de cada mes, la imagen aparece sobre la columna, sin los mantos donados por los fieles, instituciones y asociaciones que la adornan, dejando ver la plata labrada que la sostiene. En esos días se conmemoran la fiesta de la Venida de la Virgen (2 de enero), el día del Pilar (12 de octubre) y la Coronación Canónica (20 de mayo de 1905).

Otro gran aliciente para visitar la basílica son los dos frescos de Francisco de Goya. El primero, titulado 'La adoración del Nombre de Dios', de estilo clasicista, está en la bóveda del coreto que hay enfrente de la Capilla de la Virgen del Pilar, en el extremo oeste del recinto. Fue terminada en 1772. El segundo fresco es el 'Regina Martirum (reina de los mártires) y ocupa una cúpula en el lado norte del templo, casi en línea con la Columna de la Virgen, a 50 metros de altura. 

Detalle de la cúpula del Pilar ‘Regina Martyrum’, obra mayor de Goya en Aragón
Detalle de la cúpula del Pilar ‘Regina Martyrum’, obra mayor de Goya en Aragón
José Miguel Marco

Uno de los hechos que más suscita la curiosidad popular es el producido durante la Guerra Civil (1936-1939). Durante este periodo bélico, varias bombas fueron lanzadas sobre el templo, pero ninguna llegó a estallar. Esta circunstancia ha sido interpretada como un gesto de amparo por parte de la Virgen. En 1984, el propio papa Juan Pablo II reconoció a la Virgen del Pilar como "patrona de la Hispanidad". Las bombas están colgadas en una de las paredes del exterior del Camarín de la Virgen.

Cinta con las medidas de la Virgen

Y raro es el visitante que abandona el templo sin llevarse de recuerdo una cinta con las medidas de la Virgen. En Zaragoza, raro es el coche, casco, mochila o carro de bebé que no lleven una. Consiste en un trozo de seda de 40 x 2,5 centímetros equivalente a la altura de la Virgen (de 36,5 centímetros) en la que está impreso un dibujo geométrico con el siguiente texto grabado: “Medida de Nuestra Señora del Pilar”.

El color de la cinta no cuenta con un significación especial. Están disponibles en 12 colores: bandera de Aragón, bandera de España, azul claro, azul oscuro, rosa, fucsia, verde, amarillo, rojo, morado, naranja y blanco para satisfacer así las preferencias de todos los fieles.

Cintas de la medida de la Virgen del Pilar en varios colores
Cintas de la medida de la Virgen del Pilar en varios colores
Carlos Moncín

Su origen se remonta hasta el siglo XVII, cuando existía la tradición de ceder los mantos de la Virgen a los enfermos que lo solicitaban para quedar así “bajo la protección de la Santísima Virgen. La dificultad de enviar estos mantos a las personas que residían fuera de la capital, junto a la gran demanda de los mismos, hizo que en 1621 se empezaran a fabricar cintas de tela o de papel con las medidas de la talla de la Virgen del Pilar.

Se pueden adquirir a la entrada del templo y cuestan 2 euros. Se venden en el punto de información a la izquierda de la entrada principal desde la Plaza del Pilar. Normalmente, cuando la oficina de información y venta de cintas está cerrada al público, pueden adquirirse en una máquina expendedora en la Sacristía de la Virgen. 

La basílica abre sus puertas todos los días del año, y la entrada es gratuita. El sábado 9, domingo 10 y lunes 11, la zona del altar mayor podrá visitarse de las 8.30 a las 13.30 y de las 16.30 a las 20.30. Por su parte, la Santa Capilla estará abierta de 8.30 a 21.30 ininterrumpidamente. La tienda de recuerdos y cintas, de 9.00 a 21.00, y la sacristía de la Virgen, que también vende cintas, de 9.30 a 13.30.

El martes, día 12, la zona del altar mayor abrirá de 4.00 a 5.30, de 6.30 a 13.30 y de 16.30 a 21.30. La de la Santa Capilla, de 4.00 a 21.30, ininterrumpidamente, y las tiendas, de 5.00 a 21.30. Asimismo, para el culto, a las 4.30 habrá misa de Infantes; a las 7.00, 8.00, 9.00, 10.00, 11.00 y 12.00, misa pontifical, presidida por el arzobispo de Zaragoza, Carlos Escribano, y a las 17.00, 18.00, 19.00, 20.00 y 21.00, misas en el altar mayor.

Últimas noticias sobre las 'no fiestas del Pilar' en Zaragoza.

Entérate de las actividades de ocio de las 'no fiestas' del Pilar con nuestra newsletter.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión