Despliega el menú
Fiestas del Pilar

Los balcones se engalanan de claveles y gladiolos para sumarse a la fiesta responsable

La iniciativa de los floristas de trasladar la Ofrenda a las fachadas da color a la ciudad con un seguimiento dispar.

"Este año tan atípico, la plaza del Pilar está en nuestros teléfonos móviles y las flores para la Virgen, en nuestros balcones". Con estas palabras, la vicealcaldesa de Zaragoza, Sara Fernández, hacía referencia ayer a una de las novedades introducidas en estas ‘no fiestas’ del Pilar en las que no se pudo celebrar la Ofrenda de Flores por culpa de la pandemia de coronavirus. Muchas fachadas de la ciudad lucen engalanadas con banderolas, cachirulos, algún que otro manto y, sobre todo, gladiolos y claveles.

La iniciativa de decorar ventanas y balcones –a la que parece que se han sumando más instituciones que particulares– partió de la Asociación de Empresarios Floristas de Aragón y se hizo extensiva a toda la provincia de Zaragoza. Este año no ha habido papel de celofán, ni esperas, ni embotellamientos en los accesos a la plaza del Pilar, pero los claveles rojos y blancos que suelen acompañar a la Patrona han estado presente en los edificios.

Las flores, además, no fueron la única nota de color de unos balcones en los que proliferaron las banderas, las imágenes de la Virgen y el tradicional cachirulo. Hubo quien incluso colgó el traje regional (con sus alpargatas y medias de garbanzo), que este año no ha tenido ocasión de salir a la calle, y tampoco faltaron los crespones negros, en homenaje a las víctimas de la covid-19.

Hasta el Ayuntamiento de Zaragoza se ha sumado a la propuesta, que trata de suplir también el déficit de venta de flores para el sector. El balcón de la Casa Consistorial fue engalanado para la ocasión, al igual que otros históricos inmuebles de la capital aragonesa, como los de la sede de Ibercaja, el edificio de Correos o, también, la fachada del HERALDO en el paseo de la Independencia. Además, el Espacio Garden, del Centro Especial de Empleo Gardeniers de Atades, ha colocado más de 3.000 flores en varios edificios emblemáticos de la ciudad: el Teatro Principal, la empresa AON (paseo de la Independencia), Banca March (calle de Felipe San Clemente), La Caixa (plaza de España), Caja Rural de Aragón (calle del Coso), la empresa de comunicación 'Ideas a mares' (calle de Alfonso I)... Según explican, se han utilizado, sobre todo, claveles, y 700 manojos de ramas de tuya, eucalipto y hiedra, además de plantas artificiales.

Además, para potenciar la participación se ha convocado un concurso de engalanamiento de los balcones con tres premios de cien euros cada uno. Los participantes podían subir hasta dos fotos a Instagram con el hashtag #ofrendabalconeszgz, desde las 10.00 del 11 de octubre hasta la medianoche del día 12.

Etiquetas
Comentarios