Despliega el menú
Fiestas del Pilar

fiestas del pilar

Paturros con la corriente a favor

Son uno de los productos de estas fiestas: unos simpáticos patos de goma ataviados con el traje regional.

Raúl de Jesús con sus criaturas que nadan a velocidad de crucero
Raúl de Jesús con sus criaturas que nadan a velocidad de crucero
Heraldo

Su nombre lo dice todo. Son patos pero con castañuelas, cachirulo y mantón: son paturros. Una buena bandada de estos simpáticos ánades puede verse durante todas las Fiestas del Pilar en el escaparate del bar Marianela (Manifestación, 23), si bien quienes quieran hacerse con uno o una pareja de ellos habrán de pasarse por el festival de los ‘food trucks’, instalado en el parque de San Pablo, entre Echegaray y el puente de la Almozara. Allí se ha instalado un puesto de venta de estos muñecos que se despachan a destajo.

Los paturros son invención del zaragozano Raúl de Jesús, experto en márquetin digital y responsable también de la web turística ‘ZaragozaGo’. «Había visto patos de goma customizados de mil formas diferentes. De hecho, en el barrio gótico de Barcelona vi una tienda donde tienen cientos de modelos diferentes y me dejaron fascinado. Pensé entonces en hacer unos patos baturros a modo de ‘souvenir’ que contribuyeran también a promocionar la ciudad», explica el ‘alma pater’ de estas criaturas. «Al principio parecía una idea sencilla y creía que sería fácil ponerla en práctica, pero la historia comenzó a complicarse porque ejecutar el proyecto me obligó a adentrarme en ámbitos comerciales completamente desconocidos para mí». Con experiencia laboral en el desarrollo de webs, en márquetin y en SEO, De Jesús, ahora reconvertido en emprendedor, afrontó el reto de negociar con las fábricas, conseguir las licencias, lograr las garantías de seguridad, recibir los contenedores de importación con el producto… «El proyecto ha sido íntegramente realizado por mí, con financiación propia, y ha salido adelante gracias a los consejos, la ayuda y la paciencia de familiares y amigos», explica.

De momento, los paturros han llegado a buen puerto y ya hay cientos de ellos ‘nadando’ por la ciudad. También existe una tienda ‘online’ (www.paturros.es) y es probable que pasadas las fiestas se dejen ver por los escaparates de las tiendas del Casco dedicadas a tentar a los turistas para que se lleven un original recuerdo.

Los patos se venden individualmente al precio de 12,95 euros, pero estos días hay una oferta de la pareja por 20. Sus medidas son de 8 x 7 x 7 centímetros (vaya, las dimensiones del patito de goma de toda la vida) y no les falta un detalle. ‘Ellas’ llevan un mantón floreado e incluso una medalla de la Virgen y a ‘ellos’ hasta se les intuye la faja. Eso sí, al apretarlos hacen ‘cuack’ en lugar de entonar una jota...

Etiquetas
Comentarios