Despliega el menú
Fiestas del Pilar
Fiestas del Pilar 2019

fiestas del pilar

Decenas de afectados protestan por no poder montar sus puestos de comida en Echegaray

Hosteleros y artesanos que iban a participar en la muestra aragonesa exigen a las puertas de Zaragoza Cultural que se den los permisos para organizar el evento.

Los afectados por el retraso en el montaje de la muestra aragonesa están protestando en la puerta del Torreón Fortea.
Los afectados por el retraso en el montaje de la muestra aragonesa están protestando en la puerta del Torreón Fortea.
Heraldo

Decenas de hosteleros y artesanos están protestando este jueves a las puertas del Torreón Fortea, sede de Zaragoza Cultural, para exigir que el Ayuntamiento dé los permisos a la muestra aragonesa, que todos los años se instala en el paseo de Echegaray y Caballero para las fiestas del Pilar. La empresa adjudicataria aún no tiene la licencia para montar y abrir los puestos, algo que debería hacer en apenas unas horas. El retraso en la adjudicación del concurso por parte del Consistorio y una discrepancia sobre los materiales de los mostradores han provocado esta situación.

La consecuencia es que decenas de profesionales llevan toda la semana en Zaragoza sin poder trabajar. Sin poder montar sus puestos ni preparar el género que iban a ofrecer desde este viernes a zaragozanos y visitantes. Rosa Alonso, por ejemplo, llega desde La Rioja con un puesto de vino dulce. “Llevamos todos dando vueltas por la ciudad desesperados desde el lunes sin saber nada”, señala.

A día de hoy, no tienen ni siquiera la certeza de que la muestra vaya a poder abrir. El concurso público que abrió el Ayuntamiento para organizar esta muestra ha tenido varios problemas, ya que en principio se excluyó a los dos aspirantes, uno de ellos recurrió, se le dio la razón y acabó quedándose con el contrato. Estos contratiempos hicieron que la adjudicación definitiva no llegara hasta el 20 de septiembre.

Entonces, el adjudicatario ha tenido que presentar, en modo exprés, toda la documentación necesaria. Luis Gorrachategui, el empresario que se llevó el concurso, señala que la discrepancia con Zaragoza Cultural está en que el material de los puestos que quiere montar no coincide exactamente con el de la oferta que presentó. “Los que voy a poner son de una calidad superior, así que no sé dónde está el problema”, afirma.

A su juicio, se está mirando con especial celo su proyecto. “Al anterior concesionario le permitieron montar 150 metros más de puestos y no pasó nada, a mí me miran hasta el último detalle”, afirma Gorrachategui, quien culpa al retraso en el concurso los problemas de montaje.

En cualquier caso, la realidad es que un total de 55 pequeños artesanos y hosteleros, tanto de dentro como de fuera de Aragón, siguen sin poder montar sus puestos, con el perjuicio económico que ello les está causando. “Hay un montón de familias afectadas, que se están pagando un alojamiento, que tienen unos productos comprados y que tienen que vender”, señala Rosa Alonso. En su opinión, “a esta empresa -en referencia al nuevo adjudicatario- se la está mirando con lupa para que no se quede con las concesiones”.

Fuentes del Ayuntamiento de Zaragoza se limitaron a señalar que se está estudiando la documentación presentada por la empresa y que en las próximas horas se tomará una decisión al respecto.

Etiquetas
Comentarios