Despliega el menú
Fiestas del Pilar

fiestas del pilar

El sistema de conteo de la plaza del Pilar controlará 13 accesos y costará unos 40.000 euros

El sistema permitirá saber en todo momento cuánta gente hay en este espacio durante los actos de las fiestas del Pilar.

Pregón de las fiestas del Pilar de 2018
Pregón de las fiestas del Pilar de 2018
Guillermo Mestre

El sistema de conteo y control de personas para la plaza del Pilar se ubicará en los 13 accesos a este espacio y permitirá saber al segundo y en todo momento cuánta gente hay en su interior. El Ayuntamiento de Zaragoza (concretamente, la sociedad municipal Zaragoza Cultural) acaba de sacar un concurso por tramitación urgente para buscar una empresa que instale este sistema, que costará a las arcas municipales unos 40.000 euros –dependiendo de las ofertas– solo para esta edición de las fiestas del Pilar.

El pliego de condiciones deja bien claro de que se trata un suministro e instalación «temporal», que se tiene que montar antes de las fiestas y retirarse después. Solo estará operativo del 5 al 13 de octubre, ambos incluidos. El objetivo es «asegurar el control efectivo de la afluencia de público» a la plaza del Pilar para que las autoridades sepan en todo momento cuánta gente hay y, en consecuencia, adopten decisiones. El pasado miércoles, la Junta Local de Seguridad ya advirtió de que si se observa que el número de asistentes supone un riesgo para la seguridad, se restringirá el acceso a la plaza.

El sistema que se instale deberá permitir el conteo simultáneo de todos los accesos a la plaza del Pilar, aunque separando los datos de cuánta gente entra desde cada calle. Para ello, se controlarán los siguientes puntos: calle Salduba (a ambos lados de la plaza), pasaje de la calle Convertidos, calle de Alfonso I, pasaje del Ciclón, calle Forment, calle Forment en la esquina con la calle Santiago, calle Santiago junto a la Delegación del Gobierno, calle Don Jaime (a ambos lados), calle Ximénez de Embún, calle Milagro de Calanda y calle Jardiel.

En el pliego de condiciones se especifica que el sistema deberá tener unos «sensores de captación no intrusivos», que se situarán en la parte superior de la zona de acceso y que deberán «pasar desapercibidos». También incluirá «un calculador» que recibirá las señales que envíen los sensores cada vez que pasa una persona. Deberá procesar y almacenar esa información en un tiempo no superior a 5 segundos. También habrá un dispositivo en el que se podrá visualizar continuamente los resultados que se van obteniendo. Su sistema debe aplicable a los teléfonos móviles y a los ordenadores. «Se deberán aportar los datos por evento, franja de tiempo y ubicación, tanto en formato gráfico como en tabla, donde se visualizarán los datos de entrada, salida y afluencia de personas en tiempo real».

El sistema tendrá un margen de error inferior al 3%. Deberá garantizarse que no se pierde precisión en situaciones de baja iluminación y se tendrá que contar «sin pérdida de precisión» el paso de al menos 100 personas simultáneamente «en las variables condiciones durante las 24 horas al día en el exterior». También deberán tener previstas soluciones para situaciones imprevistas como la caída de internet o del suministro eléctrico, y sus datos deberán estar «encriptados para evitar su manipulación». Además, cumplirán la Normativa Europea de Protección de Datos y deberán tener un servicio de «atención y resolución de incidencias» las 24 horas del día.

El contrato sale con un precio de licitación de 42.600 euros, IVA incluido, aunque las ofertas podrían rebajar algo esta cantidad. Ante la cercanía de las fiestas, ha salido por procedimiento de urgencia, y las aspirantes a llevarse la licitación tienen hasta el próximo viernes día 13 para presentar sus propuestas. Zaragoza Cultural deberá resolver pronto, ya que el pliego establece que el plazo de ejecución del montaje del sistema empezará el día 30 de septiembre, y deberá estar instalado solo cuatro días después, el 4 de octubre.

Etiquetas
Comentarios