Fiestas del Pilar
Suscríbete por 1€

Día de la patrona, tarde para todos los públicos

Juli y Ventura protagonizan un mano a mano mixto que La Misericordia jamás presenció a 12 de octubre.

Día de la patrona, tarde para todos los públicos
Día de la patrona, tarde para todos los públicos

Día de la patrona, tarde para todos los públicos. Nunca antes dos figuras del toreo de a pie y a caballo coincidieron, a 12 de octubre, en un cartel como el que protagonizan Julián López y Diego Ventura. Mano a mano mixto, tan esperado por los más propensos al espectáculo como temido por quienes conocen el historial de encuentros de los apoderados por la Casa Lozano. 

De entrada, la propuesta de Simón Casas y los suyos sorprendió en fecha tan venerada. El Pilar fue casi siempre sinónimo de corridas de toros con carteles rematados. También de buena entrada, y a la diversidad -y no de encastes- se aferró la empresa para acabar de incentivarla. 

El ambiente baturro presidirá el tercer 'desafío' en un mes entre ambos. Los silencios acompañaron al Juli en Albacete primero y Nimes después, excusado en el pobre juego de los de Victoriano del Río. Allí, en terreno francés, Puerta de los Cónsules para el rejoneador afincado en La Puebla, que no escondió un resultado global más que discreto. 

La última simbiosis de rejones y lidia a pie en Zaragoza -con Pablo Hermoso de protagonista sobre el caballo y Perera y Talavante de espadas- no llegó a romper. El aficionado aún recuerda varios de los inválidos cuvillos, si bien no salió del todo disconforme con la experiencia. En esta ocasión, Ventura lidiará un lote de José Luis Iniesta, Carmen Lorenzo y Hermanos Sampedro. Juli tampoco saldrá de su hoja de ruta: Daniel Ruiz, Garcigrande y Alcurrucén. 

Por separado, uno y otro conocen perfectamente lo que es triunfar aquí. Hace justo un año, se vio salir a López Escobar aupado a hombros de La Misericordia. Le acompañaban -en una de esas tardes más corrientes y tradicionales- Perera y Padilla, fijo en la historia reciente de la cita pilarista. Al día siguiente, Ventura mandaba en su especialidad, cuajando una actuación cumbre al segundo de su lote. Dos orejas, el rabo y un cierre de feria para la historia de la plaza.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión