Zaragoza
Suscríbete

La broma de la tarta de Pedrola que se ha ido de madre en redes sociales

Más de 30.000 reacciones en las redes sociales en menos de 24 horas tras intentar hacer una broma: “Nadie se lleva nada de aquí sin revisarlo antes para ver si está bien”.

La tarta en cuestión.
La tarta en cuestión.
C.I.

Hace unas horas aparecía en una conocida cuenta de Instagram la siguiente publicación: “Creo que no le ha llegado la tarta que esperaba”. En la imagen, primero, un supuesto mensaje de texto que decía: “Una chica de mi pueblo ha encargado para su 31 cumpleaños una tarta y como su nombre es un poco complicado (Ehsane) se lo deletreó a la panadera. Atento a la tarta que recogió”. Después, la foto con el resultado.

Al parecer, la persona que pidió el dulce deletreó el nombre – “E de España, H de Huesca, S de Sevilla, A de Andorra, N de Navarra, E de España”- y en la panadería escribieron, tal cual, todo este texto.

La fotografía enseguida corría como la pólvora a través de las redes sociales. Sin embargo, para Luis Lázaro, dueño del obrador de la panadería pastelería Lázaro Petisme, ubicada en la localidad zaragozana de Pedrola, la historia no se corresponde con la realidad. “Lo que ha salido publicado no es real”, lamenta el zaragozano.

Los hechos ocurrieron el pasado 28 de mayo, como tiene anotado en su agenda. “Somos muy formales y tenemos anotado cada pedido, así como el nombre del chico que llamó y su teléfono”, prosigue. “Mi trabajadora recibió una llamada ese mismo día con esta solicitud y esa explicación”, añade. Es decir, una tarta de seis piezas con el mensaje “E de España, H de Huesca, S de Sevilla, A de Andorra, N de Navarra, E de España”. A lo que ella respondió: “En una tarta de ese tamaño no cabe todo el texto, tendría que ser de 12”. Accedieron a que la tarta fuera mayor para que cupiera todo el texto.

Cuando fueron a recogerla, como es habitual, el cliente revisó el resultado antes de llevársela. “Aquí nadie se lleva nada sin revisarlo antes y si no les gusta el resultado nos hacemos cargo. Vio la tarta y la pagó. Siempre se muestra por si has escrito algo mal, te has equivocado en algún dato. Nadie se lleva nada sin mirarlo antes”, asegura Lázaro.

Entre los mensajes, reacciones de todo tipo. El problema es que la mayoría daban por hecho el error del obrador cuando todo apunta que el texto tenía toda la intención de ser una broma: “Me estoy ahogando de la risa”, “Parece un panel de la ruleta de la suerte” y alguno que ya apunta a que parece excesivo: “Es demasiado para creer que sea verdad”, aunque la mayoría se lo han tomado con mucho humor. “Es la mejor tarta que podía tener”

“No digo que no nos podamos equivocar, que somos humanos. Hemos caído en medio de una broma y la gracia me la he comido yo”, admite el dueño de la pastelería.

Una historia que parecía un error pero que en realidad fue una broma desde el minuto uno, y que, sin querer, reabre el debate de si podemos dar por válido todo lo que aparece en redes sociales y, sobre todo, de las consecuencias que un acto a priori inofensivo puede tener para quien menos imaginamos: “Las redes sociales tienen estas cosas, supongo”, concluye Luis Lázaro.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión