Zaragoza

La Escuela Politécnica de La Almunia duplica su alumnado en los últimos seis años

Al acabar el curso 24/25 se estima que se diplomen unos 30 estudiantes del único grado dual, el de ingeniería de datos en procesos industriales.

Escuela Universitaria Politécnica de La Almunia.
Ayuntamiento de La Almunia.

La Escuela Politécnica de La Almunia (Eupla) podría tomarse como termómetro de la situación económica. En los últimos seis años, el centro ha pasado de tener unos 425 estudiantes matriculados a tiempo completo, en 2018, a situarse en los 800 durante este curso. Además, en una muestra de anticipación al escenario actual, al finalizar el ejercicio 2024/2025, saldrá la primera promoción del único grado dual, el de Ingeniería de Datos en Procesos Industriales. Según las estimaciones serán unos 30 egresados de una carrera que en estos momentos siguen 150 estudiantes.

Son algunos de los datos que ha ofrecido este martes Martín Orna, director de la Eupla, durante la reunión del patronato de la entidad, al que ha asistido por primera vez la consejera de Educación, Ciencia y Universidades del Gobierno de Aragón, Claudia Pérez Forniés, en el que se ha aprobado el presupuesto de más de cuatro millones de euros. En un clima de entendimiento y colaboración, Orna apuntaba una reivindicación histórica: que deje de considerarse centro adscrito y pase a ser propio de la Universidad de Zaragoza. "Es un paso a seguir en aras de fomentar el crecimiento y el mantenimiento", argumentaba.

En este sentido, señalaba que una de las principales dificultades en esta situación "es la financiación". "Es un centro importante para Aragón, pero que necesita de esa consolidación o garantía de continuidad", remarcaba Orna. Así, recordaba que la afluencia de matriculas vive una dinámica de "valles y crestas". "Ahora estamos en la cresta, pero el valle volverá. Y siempre es mejor tener una garantía de continuidad, que no sufrir como hace 7 u 8 años donde había un sufrimiento importante incluso con temor al cierre", explicaba el responsable, puntualizando que el apoyo institucional ayudó a salvar aquel bache.

Recogiendo el guante, Pérez Forniés, dentro del encuentro del órgano rector, que también engloba al Ayuntamiento almuniense, la Universidad de Zaragoza y la Diputación de Zaragoza, reconocía un "apoyo incondicional" a ese proceso de integración para el que se pondrá en marcha una comisión específica, que se creó la pasada primavera pero que permanecía inactiva. El trabajo, remarcaba será a "medio y largo plazo": "No vamos a engañar a nadie, son procesos largos y complejos". En el corto, incidía en la aportación autonómica de 700.000 euros para la "mejora académica e investigadora".

Reunión del patronato de la Eupla junto a la consejera de Educación, Ciencia y Universidades del Gobierno de Aragón, Claudia Pérez Forniés
J.Z.

La consejera calificaba al centro de "agente vertebrador del territorio" y consideraba que "ha demostrado su capacidad de innovación aprovechando las últimas tecnologías y especializando su oferta a un mercado en constante evolución". También valoraba que tiene "mucho talento que aportar al hub tecnológico que impulsa Aragón" y ahondaba en la apuesta de su departamento para ampliar el número de plazas en grados universitarios de Ingeniería Informática y Matemáticas y la apuesta por grados del ámbito de la ingeniería, tecnología, ciencia y matemáticas en Formación Profesional.

Centro pionero

La titulación de Ingeniería de Datos en Procesos Industriales es uno de los cinco grados que se imparten en la Eupla, que incluyen también Arquitectura Técnica, Ingeniería Civil, Ingeniería de Organización Industrial, Ingeniería Mecatrónica y el programa conjunto de Ingeniería Mecatrónica e Ingeniería de la Organización Industrial. A eso suman, dos estudios de posgrado, el de Experto en Diseño y Gestión de Sistemas de Abastecimiento, Drenaje Urbano y Depuración de Aguas Residuales y el diploma de especialización en Modelado 3 D, Infografía y Modelado BIm.

En el caso de la formación en ingeniería de datos, Orna lo valoraba como "un posicionamiento estratégico, porque ya cuando se solicitó se veía el potencial que tenía la titulación". Además, de manera general, el responsable indicaba que "la situación es muy buena, porque a los seis meses de salir el 100% de los alumnos está trabajando en lo que ha estudiado, es una garantía profesional" y asumía que "el centro no carece de nada".