Zaragoza
Suscríbete

Vivienda

La modernización (y adaptación) de los portales de Zaragoza

Algunas comunidades de vecinos ya incorporan puertas automáticas y sensores que ayudan a abrirlas sin la necesidad de llaves.

Un portal de Zaragoza, con una puerta automática que puede abrirse con una chapita.
Un portal de Zaragoza, con una puerta automática que puede abrirse con una chapita.
H. A.

Carmen Aguilar se acerca al portal de su vivienda en Zaragoza, renovado hace relativamente poco. Tiene movilidad reducida, por lo que agradece enormemente que hayan bajado el ascensor a cota cero. Saca un pequeño mando de su bolsillo y, con solo pulsar un botón, se abre la puerta del zaguán. Los portales de la capital aragonesa, en constante renovación, ya implementan algunas de las últimas tecnologías que favorecen la accesibilidad de los que más lo necesitan.

Los arquitectos y empresas de reformas de la capital aragonesa no dan abasto para cumplir con la ordenanza para bajar a cota cero todos los edificios que tengan ascensor. En este transcurso, aprovechan para dejar el portal más moderno y, por qué no, incluir elementos que facilitan la vida de los vecinos que tienen movilidad reducida. Pero lo último de lo último aún tardará en llegar a todos los hogares de la ciudad.

Los portales de la capital aragonesa, en constante renovación, ya implementan algunas de las últimas tecnologías que favorecen la accesibilidad de los que más lo necesitan.

Lucio de la Cruz, gerente del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Zaragoza (Coaatz), expresa que la instalación de, por ejemplo, puertas automáticas, "depende mucho de la comunidad y de los problemas que tengan sus vecinos". "La mayor parte de los proyectos están orientados a mejorar la accesibilidad y, ya que se reforma el portal, se le da un aire más moderno con materiales en tono de aluminio, acero inoxidable...", añade De la Cruz.

Así, en este sentido, asegura que "las innovaciones irán llegando, pero no es una cosa normalizada todavía". "En algunos edificios del centro, donde hay oficinas además de viviendas, se coloca alguna pantalla LED para indicar los directorios. Se avanza hacia una digitalización", añade el gerente del Coaatz. Ya que se coloca una rampa, por ejemplo, se aprovecha para cambiar la puerta. Según los cálculos del colegio, la reforma de un portal para la supresión de barreras arquitectónicas cuesta entre 400 y 450 euros el metro cuadrado.

El sistema instalado en un portal de un edificio de Zaragoza que automatiza la puerta.
El sistema instalado en un portal de un edificio de Zaragoza que automatiza la puerta.
H. A.

"La puerta se suele cambiar. En los edificios más viejos del centro, normalmente, hay puertas de hierro que pesan mucho y que dificultan la movilidad de los más mayores. Se pone algo más moderno y ligero", continúa De la Cruz. Las hay correderas, aunque esas solo se suelen colocar en edificios que tengan oficinas. "Las abatibles dan sensación de más seguridad. Con las correderas, en caso de incendio, hay miedo de que puedan bloquearse, aunque tienen un sistema de seguridad que hace que se queden abiertas. Son seguras para la evacuación pero no para el intrusismo", declara Lucio de la Cruz.

Lo cierto es que algunas comunidades de vecinos ya están inmersas en esta innovación. La zaragozana Carmen Artigas vive en un edificio del Actur que tiene ya más de 50 años. "Hace un año nos reformaron el portal para quitarnos las escaleras y bajar el ascensor a cota cero. A los que lo pidiéramos, nos daban una llave con un llavero que se coloca en el videoportero y abre sola la puerta", relata. Desde hace pocos días, un cartel en el zaguán avisa de que aquellos interesados pueden hacerse con un mando a distancia por 30 euros para poder entrar a su hogar, pulsando un botón a varios metros.

El interior de un portal de una vivienda de obra nueva de hace años en el centro de Zaragoza.
El interior de un portal de una vivienda de obra nueva de hace años en el centro de Zaragoza.
H. A.

"Yo lo pedí al momento porque voy en silla de ruedas. Para cuando no voy acompañada, me viene muy bien", declara esta mujer. Cuando sale del ascensor, un sensor la detecta y las puertas abatibles se abren y se cierran solas, sin necesidad de llave. "Este tipo de sistemas se colocan en las residencias de ancianos", atestigua Joaquín Arpa, de Reformas SyR Arpa, empresa que ya ha acometido algunos trabajos para instalar aberturas automáticas en algunos portales de Zaragoza.

Roberto Gascón, secretario de la junta de gobierno del Colegio Oficial de Arquitectos de Aragón (COAA), expresa que el asunto de las puertas automáticas "es algo bastante recurrente" en materia de la mejora de la accesibilidad. "Tanto en las correderas como en las batientes se tiende a la mecanización. El mando ayuda mucho a las personas que lo necesitan", declara. El siguiente paso a dar es ayudar a discapacitados visuales o acústicos. "A menudo se diseñan portales que tienen el mismo color en la pared y en el techo, lo que dificulta a la persona que no ve bien a asegurar los límites", añade Gascón.

El secretario de la junta de gobierno del COAA recuerda que los arquitectos "son los más adecuados" a la hora de planificar la renovación del portal. "Gracias a un convenio con el Gobierno de Aragón, tenemos oficinas de rehabilitación a las que cualquier persona o comunidad de vecinos puede acudir para informarse gratuitamente", dice. Así, también existe la 'Guía de rehabilitación de viviendas', un documento "muy útil" para el planteamiento del proyecto.

No obstante, el de las puertas automáticas es un sistema que tardará en normalizarse y extenderse. Andrés Espiño, gerente de Reformas Mejuto, confirma que algo más común es colocar un sensor en el portero para abrir la puerta con una chapita. "La gente todavía es reacia el mecanismo automático, porque da la sensación de que no es tan seguro como una puerta de toda la vida, o por si se estropea a menudo. Pero para alguien con problemas de movilidad, viene bien", asegura.

Juan Fernández, fundador de Soluciones Metálicas Solme, se ha dedicado a la instalación de este tipo de sistemas desde hace tres años, aunque ahora ha decidido aparcarlo para asesorar. "Yo abogo por que el automatismo 100% eléctrico es una solución peor, ya que hay un mayor desgaste de la puerta. Si un cartero quiere entrar, siempre la fuerza", explica este gallego afincado en Zaragoza.

Un motor de Solme colocado en un portal de Zaragoza.
Un motor de Solme colocado en un portal de Zaragoza.
Juan Fernández / Solme

Él ha creado un sistema que ha registrado como modelo de utilidad. Se trata de una placa, a la que va acoplado el motor eléctrico para automatizar la puerta. Cada placa es diferente. Una vez incorporada a la puerta, puedes elegir cómo la abres. "Hay gente que no lo necesita, por eso se sitúa un botón en el interior estratégicamente colocado para aquellos que sí lo necesiten", señala. Una persona con movilidad reducida puede acceder con una llave, mando o llavero de proximidad. Suele instalarse en las abatibles, ya que las correderas requieren de un mayor mantenimiento y, por tanto, más gasto. En tres años ha colocado 10 motores, y lamenta que su idea no ha terminado de calar en la población. "He hecho muchos presupuestos e informado mucho, pero la gente se ha mostrado reticente", asevera.

La digitalización ha avanzado a pasos agigantados en el hogar. Videoporteros totalmente táctiles, sensores de presencia que activan la luz sin necesidad de pulsar un botón y, lo último de lo último, abrir la puerta del portal sin siquiera estar en casa. "En pocos años, toda la parte tecnológica se está democratizando rápidamente. Cuando la comunidad de vecinos cambia el portero, tú puedes solicitar que se abra con tarjeta, con mando o incluso con el móvil, lo que incrementa el coste final", sentencia Roberto Gascón. Es una cuestión que empieza a verse en más lugares de Zaragoza y no solo en los edificios más "elitistas".

Por menos de 200 euros en Amazon, Nuki comercializa su particular 'opener', un aparato instalable junto al interfono que facilita la apertura del portal y de la puerta de casa a través del teléfono móvil. Requiere de otro sistema, el 'Nuki Bridge', para asegurar también el cierre.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión