Zaragoza
Suscríbete

tribunales

El autor del primer atropello mortal de patinete en Zaragoza no entrará en prisión

Pacta una pena de dos años que será suspendida. Al carecer de seguro, el joven tendrá que hacer frente a la indemnización.

Un hombre en un patinete eléctrico, en una imagen de archivo.
Un hombre en un patinete eléctrico, en una imagen de archivo.
Freepik

El 2 de septiembre    de 2022, un patinete eléctrico atropelló a un vecino del Picarral  de 79 años. El hombre, P. E. H., cruzaba correctamente un carril bici por un paso de cebra situado justo enfrente del cuartel de Bomberos de Valle de Broto. El joven que circulaba en el vehículo de movilidad personal, D. A. E., de 29 años, se percató de su presencia in extremis. Y aunque incluso intentó coger al viandante cuando caía, no logró evitar que se golpeara la cabeza contra el suelo. El atropellado llegó con vida al Hospital Clínico, donde pasó cuatro días en la unidad de cuidados intensivos. Por desgracia, las graves lesiones sufridas terminaron costándole la vida y se convirtió en la primera víctima mortal de un atropello causado por un patinete eléctrico.

El caso llegó ayer a los juzgados de la capital aragonesa, donde el responsable del accidente se sentó en el banquillo acusado de un delito de homicidio por imprudencia y por el que le pedían entre dos y cuatro años de cárcel. Como aquel día se desplazaba en un VMP, para el que todavía no es obligatorio tener licencia ni seguro, el investigado debía hacer frente también en solitario a la responsabilidad civil: 38.834 euros.

El atestado policial y los testigos apuntalaban de tal forma los hechos y la responsabilidad del encausado que este decidió buscar un acuerdo previo a la vista con la única hija del fallecido. Y las partes terminaron acercando posturas y fijando los términos de una condena a la que no se opuso la Fiscalía y a la que dio el visto bueno la titular del Juzgado de lo Penal número 6.

Gracias al pacto, D. A. E. fue condenado a dos años de prisión, pena que al no tener antecedentes será suspendida, siempre que este no vuelva a cometer un delito (lo que llevaría a la revocación de la medida de gracia) . Como era previsible, para llegar a este acuerdo el acusado tuvo que comprometerse a abonar la indemnización, que también es cierto que acostumbra a ser más alta en aquellos casos en los que las víctimas son más jóvenes y hay más familiares a los que resarcir.

Para facilitar el pago, se acordó que el causante del atropello pueda hacerlo de forma fraccionada    en un plazo de dos años.

Consorcio de seguros

El titular del Juzgado de Instrucción número 1, encargado de la investigación del caso, aceptó la petición de los abogados del fallecido para que el Consorcio de Seguros fuera declarado responsable civil subsidiario. Es decir, para que respondiera de la indemnización en caso de que el acusado no fuera capaz de hacerlo. El abogado del organismo acudió dispuesto a demostrar que la ley no le obliga a responder de los daños causados por un vehículo para cuya conducción no se precisa licencia. Pero el acuerdo entre la partes le evitó tener que defender su postura.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión