Zaragoza
Suscríbete

Vivienda

Reforma integral en Zaragoza: de casa de los 50 a un espacio único manteniendo las raíces

La Casa Alonso, del arquitecto Sergio Sebastián, ha sido objeto de publicación en varias revistas de arquitectura e incluso escenario de un anuncio para ropa infantil.

A la izquierda, la casa antes de ser reformada. A la derecha, la vivienda ya lista para entrar a vivir.
A la izquierda, la casa antes de ser reformada. A la derecha, la vivienda ya lista para entrar a vivir.
Sebastián Arquitectos

Las reformas pueden ser sorprendentes. Más allá del objetivo principal que, en muchos casos, puede pasar por intentar reducir la factura de la luz, el resultado estético también es importante y puede llegar a ser impactante. Ese ha sido el caso de una vivienda situada en La Jota (Zaragoza), datada de los años 50, que el equipo de Sebastián Arquitectos rehabilitó integralmente y su resultado ha sido objeto de numerosas publicaciones en algunas revistas de arquitectura a nivel nacional (como AD España) e incluso de un anuncio para ropa infantil. El objetivo era liberar las barreras arquitectónicas y crear un espacio único y fluido.

El proyecto está denominado Casa Alonso y se terminó en el año 2019. Pertenece al grupo de viviendas parcelación Padre Damián, declarado conjunto urbano de interés. Con la intervención, se quiso mantener la esencia de aquella época y esos tiempos tradicionales y combinarlo con un nuevo uso de la vivienda y una nueva vida. 

Estas edificaciones son de una sola planta, situadas a pie de calle, encajadas unas a otras entre las medianeras, y contaban con un patio interior a modo de pequeño jardín. Antes de la reforma, el plano se dividía en tres partes separadas y muy marcadas entre pared de unos 90 metros cuadrados: el baño y la cocina, el salón y los dormitorios. El rediseño de la vivienda se apoya desde el inicio del proyecto en estos tres pilares pero reconfigura el uso de los espacios, abriéndolos. "Se procedió a una limpieza espacial, generando un espacio único, continuo y fluido", detalla Sergio Sebastián, el encargado del proyecto.

En el primer volumen se mantiene el acceso a la casa, la cocina y el comedor que se amplían hacia el exterior a través de una galería a modo de invernadero, con ventanas y techos altos, que conecta interior y jardín con naturalidad proporcionando luz y vistas. El segundo, manteniendo los pilares de separación es el salón, que funciona como eje central de la vivienda, siendo la relación visual de todas las estancias e integrando el espacio abierto al derribar los muros que separan cada lugar. Finalmente, en el tercer estado, en el extremo de la planta se ubica la zona más privada, con el dormitorio y el baño, al que se añade una altura escondida que actúa como zona de descanso y lectura.

Mimapi es la marca sevillana especializada en ropa infantil que utilizó la Casa Alonso para promocionar sus prendas en un anuncio.
Mimapi es la marca sevillana especializada en ropa infantil que utilizó la Casa Alonso para promocionar sus prendas en un anuncio.
Claudia Cabrera

Como la gran mayoría de las reformas de hoy en día, la actuación tenía como objetivo, además de lo ya mencionado anteriormente, conservar los cerramientos exteriores, lo que ha actuado fundamentalmente en la mejora de su envolvente tanto constructiva como energéticamente, pero manteniendo al exterior su estética original. 

En el interior se ha buscado acercarse a una ausencia de particiones, mejorando acabados, y dotando a la vivienda de un carácter contemporáneo. "Cada volumen se lee como una sección completa del edificio original, generando un espacio más comprimido en los extremos y con mayor altura en la zona central", precisan desde el despacho. Los muros de carga originales han sido sometidos a una virtuosa y atrevida intervención estructural que les ha permitido convertirse en filtros permeables apoyados en ligeros y pequeños postes, generando continuidad espacial en sentido longitudinal y transversal, posibilitando así multiplicar y potenciar al interior la luz y, en definitiva, las formas de vivir la casa.

La reforma, explica Sergio Sebastián, costó en su día unos 70.000 euros, sin contar los muebles. "Ahora han cambiado las circunstancias un montón. Han subido los precios una barbaridad. La coyuntura derivada del covid, el alza de los precios de construcción... el precio de vidrio, aluminio o incluso del propio ladrillo, se han encarecido, hay una carencia de recursos", dice. Además, se hizo un presupuesto "muy ajustado", con el uso de materiales "elementales".

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión