Zaragoza
Suscríbete

Los exconcejales de Cs de Zaragoza perderán salario y no podrán formar grupo propio

El secretario municipal garantiza que pueden seguir desempeñando su labor en el gobierno local.

Los concejales de Cs, este viernes en la sede autonómica del partido
Los concejales de Cs, este viernes en la sede autonómica del partido
Guillermo Mestre

Los hasta ahora concejales de Cs en el Ayuntamiento de Zaragoza ya se pueden considerar formalmente ediles no adscritos. Así lo ha resuelto el secretario municipal en un informe emitido este miércoles, en el que se regulan además las condiciones económicas y políticas en las que van a desempeñar su labor en el mes y medio que resta de corporación.

El máximo responsable de la legalidad en el pleno municipal determina que María Antoñanzas, Sara Fernández, Cristina García, Carmen Herrarte, Víctor Serrano y Javier Rodrigo son no adscritos desde este miércoles. Del acuerdo habrá que dar cuenta al pleno del próximo 28 de abril. Así lo solicitaron formalmente ellos mismos y su partido político esta misma semana, después de que la anterior se dieran de baja como militantes de la formación naranja.

El secretario subraya que pueden conservar su acta de concejal y que mantienen intactos su derechos a participar y a votar en los distintos órganos municipales, entre ellos el pleno y las comisiones. Eso sí, los seis concejales no podrán formar un grupo municipal propio, dado que el de Cs desaparece, y tendrán que participar a título individual.

Tal y como establece el reglamento orgánico, los seis no adscritos tendrán la mitad de tiempo que los intervinientes que pertenezcan a un grupo municipal. Esto será efectivo en el último pleno de la corporación, dado que no está previsto que haya más. En las comisiones se mantiene el sistema de voto ponderado, pero los exconcejales tendrán que asistir a todas, dado que a partir de ahora tienen una consideración individual.

El informe del secretario establece que los concejales no adscritos podrán seguir en la junta de gobierno y mantener sus delegaciones, por lo que no habrá cambios en las responsabilidades de todos ellos. Eso sí, la ley establece que no pueden tener dedicación exclusiva, situación en la que se encuentran cuatro de los seis ediles (Víctor Serrano, Sara Fernández, Carmen Herrarte y Javier Rodrigo). Eso significa que pasarán a percibir el 80% del salario como máximo.

Otra cosa son las sociedades y patronatos. En este caso, los ediles no adscritos tienen derecho a ser miembros de estos organismos. No obstante, los cambios que hubiera que hacer en los consejos requerirían acuerdo del pleno, no solo consistiría en un “dar cuenta”. En el de las sociedades requeriría de la aprobación de las juntas generales de cada una de ellas. El secretario advierte, no obstante, que hasta que acabe la corporación no está previsto convocar ningún consejo de sociedad o patronato.

Asesores y fondos del grupo

Al margen de la situación de los concejales, una de las cuestiones que habrá que resolver ahora es la situación de los asesores de Ciudadanos tras la disolución del grupo municipal. En total, la formación naranja tiene cuatro. A estos eventuales los nombra el alcalde tras un acuerdo de la junta de portavoces, por lo que ahora los responsables de los distintos grupos se deberían reunir de nuevo para resolver esta situación.

¿Y el dinero del grupo? El dinero que el Ayuntamiento transfiere a Ciudadanos para su funcionamiento es del grupo municipal, no del partido. No hay precedentes de la disolución de un grupo completo, por lo que fuentes consultadas explicaron que la intención de los no adscritos es devolver todo el dinero al Consistorio, una vez abonadas las cuentas pendientes por los gastos en que hubiera incurrido el grupo hasta ahora.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión