Zaragoza
Suscríbete

Comienza la renovación de la plaza de La Magdalena de Zaragoza

Manteniendo su actual configuración, se dotará al espacio de mayor uniformidad colocando nuevos pavimentos de granito.

Estado de la plaza de la Iglesia de la Magdalena.
Estado de la plaza de la Iglesia de la Magdalena.

Las obras para renovar la plaza de La Magdalena de Zaragoza y mejorar su pavimentación ya han comenzado con el objetivo de embellecer el entorno de la iglesia, una de las joyas del mudéjar aragonés catalogada como Bien de Interés Cultural, y mejorar la seguridad de los peatones.

El área de Infraestructuras del Ayuntamiento de Zaragoza ha iniciado las catas y los trabajos previos de una actuación que se prolongará hasta finales de marzo y supondrá una inversión de 141.552 euros, ya que además el pavimento está muy deteriorado y las baldosas de mármol suponen un peligro para los viandantes.

La consejera municipal de Infraestructuras, Patricia Cavero, ha explicado que “se mantendrá la actual configuración de la plaza y todo su arbolado, pero se dotará al espacio de mayor uniformidad colocando nuevos pavimentos de granito en tonalidades grises y rojizas, siguiendo la estética de otros puntos emblemáticos del Casco Histórico”.

En este sentido, se pretende mantener las bandas transversales que conectan el arbolado y actualizar con tecnología led de las farolas para conseguir una mejora en la iluminación del espacio y conseguir una mayor eficiencia energética.

Dentro del proyecto de embellecimiento del entorno de La Magdalena, según ha confirmado el Ayuntamiento de Zaragoza, está previsto retirar también de la plaza los bolardos redondeados y se ha estudiado el traslado del aparcamiento de bicicletas y la estación Bizi en coordinación con Movilidad Urbana y Servicios Públicos.

El consistorio va a aprovechar la renovación de pavimentos de la plaza de La Magdalena para “documentar mejor y poner en valor la historia de este espacio de la ciudad”, donde se va a llevar a cabo un sondeo para comprobar si existen restos de la antigua Puerta de Valencia junto al solar del Instituto Pedro de Luna.

“La plaza es un importante enclave de la Zaragoza romana. En el subsuelo se conserva parte del pavimento del decumano máximo; una de las dos calles principales de la ciudad romana. Estos restos se hallaron en 1990 al final de la calle Mayor, en su enlace con la plaza, y están formados por grandes losas de piedra caliza bajo las que discurre una cloaca”, han recordado desde el Ayuntamiento de Zaragoza sobre este emblemático lugar, en el que se ubicaba la antigua puerta oriental de la muralla romana del siglo II.

Además de esta renovación, sobre el nuevo pavimento de la plaza, se va a reflejar por dónde discurría la muralla romana para ayudar a que zaragozanos y visitantes puedan conocer mejor la historia de este enclave.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión