Zaragoza
Suscríbete por 1€

Roban en una granja de Perdiguera unos 65 cerdos que iban a ser llevados al matadero

La Guardia Civil investiga este hurto que preocupa en la zona por el inusual gran número de animales sustraídos.

Cerdos, en una imagen de archivo.
Cerdos, en una imagen de archivo.
Pixabay

La Guardia Civil investiga el robo de al menos 50 cerdos en una granja de Perdiguera perpetrado la madrugada del sábado al domingo, según confirmaron fuentes de este cuerpo de seguridad. El gran número de animales sustraídos, unos 65 finalmente, ha suscitado la preocupación de los ganaderos de la zona, ya que en otras ocasiones los ladrones sacrificaban a un número pequeño de animales en las mismas instalaciones y se llevaban la carne limpia, pero no recuerdan ningún caso en el que hayan sido tantos tocinos los que se han llevado vivos.

La Guardia Civil recibió el aviso del suceso alrededor de las 5.30. Sobre esa hora el propietario de la explotación porcina, que se encuentra ubicada en las proximidades de la carretera A-1104, acudió con un camión a cargar los animales para llevarlos al matadero y se encontró con que faltaban unos 65 de los que habían preparado para poder subirlos al transporte. Cada uno de estos animales, ya criado para ser sacrificado, viene a pesar unos 120 kilos y pueden valorarse entre unos 13.000 y 15.000 euros en total.

Los vecinos de la zona consideran que los autores habían vigilado la finca durante algunos días y que cuando detectaron que los animales estaban listos para ser trasladados al matadero decidieron actuar. Se da la circunstancia de que las instalaciones están cerca de una carretera, lo que favorece que estén en el punto de mira de estos ‘cuatreros’, ya que así pueden huir más rápidamente si son descubiertos.

El problema añadido que tiene este tipo de robos de animales (normalmente corderos y cerdos) es que la carne se manipula y se llega a poner en circulación bien en círculos privados o en el mercado de forma ilegal, lo que puede resultar perjudicial para la salud.

Precisamente hace unos días, el alcalde de Farlete, Héctor Azara, alertó a los vecinos del municipio para que extremaran la precaución tras registrarse dos intentos de robo a plena luz del día y en naves situadas cerca del casco urbano que no llegaron a perpetrarse porque los amigos de lo ajeno fueron sorprendidos por algún habitante. Estos incidentes, que causaron alarma entre los habitantes del municipio, fueron puestos en conocimiento de la Guardia Civil y el Consistorio ha solicitado a la Delegación de Gobierno la instalación de cámaras de videovigilancia.

Bandas organizadas

La presencia de bandas dedicadas al robo de cerdos y corderos se ha detectado en más de una ocasión en la Comunidad. La principal diferencia era que los animales los mataban en las propias granjas, y dejaban el rastro de ello, para así conseguir el botín ya listo para consumirlo o venderlo en su entorno más próximo.

Un fenómeno considerado como "robos de subsistencia" y que coincidía en sus picos con festividades como las cercanas ahora de la Navidad. La diferencia es que ahora se trata de un hurto a lo grande y requiere de una mayor organización.

En 2009 los granjeros de Leciñena llegaron a organizar patrullas nocturnas para tratar de evitar que se produjeran robos continuos de este tipo y en Perdiguera o Épila también se llevaron a cabo batidas por ese mismo motivo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión