Zaragoza
Suscríbete por 1€

Avanza y el comité pactan el final de la huelga del bus tras 650 días de conflicto

Los paros se desconvocan este viernes y el preacuerdo deberá refrendarlo la plantilla el 13 de diciembre.

Las partes, este jueves en el SAMA
Las partes, este jueves en el SAMA
Toni Galán

Avanza y el comité de empresa firmaron anoche un preacuerdo para poner fin a la huelga del bus tras cerca de 650 días de conflicto. El documento deberá ser ratificado por la plantilla en referéndum, pero tendrá efectos inmediatos, ya que los conductores levantarán los paros parciales hoy mismo.

Esto será así al menos hasta el día 13. El lunes 12, los trabajadores se reunirán en asamblea, y al día siguiente se procederá a la votación, que se desarrollará de 4.30 a 0.00 en las cocheras de Avanza.

El preacuerdo fue ratificado por todos los sindicatos, a excepción del CUT, cerrándose pasadas las 23.00 en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) en una reunión a todo o nada. La concesionaria había amenazado con retirar su oferta y limitar la negociación a 2023, haciendo desaparecer las subidas previstas para 2021 y 2022, de un 1% y un 4%, respectivamente.

Finalmente, el borrador incluye dos días de reducción de jornada -los trabajadores llegaron a plantear cinco- y descansos de fines de semana completos para el 50% de la plantilla. En el plano económico, el que hasta ahora había impedido el acuerdo, se recoge un incremento equivalente al 75% de la suma de los índices de precio de consumo (IPC) de 2020, 2021, 2022 y 2023. "El mínimo será siempre el 12%", precisó el presidente del comité de empresa, José Manuel Montañés, que reconoció "no estar satisfecho". "No he conseguido lo que yo quería. Principalmente, por la parte económica. Pero también es evidente que el acuerdo es el menos malo de todos los que se han puesto sobre la mesa hasta ahora. El porcentaje no es muy allá, pero al menos garantizará que la pérdida de poder adquisitivo es la menor posible", manifestó.

El de ayer, reconoció el director de Avanza, Guillermo Ríos, era un día "muy importante". "Las dos partes hemos entendido que se había llegado a un punto crítico. El SAMA ha hecho una nueva propuesta, nosotros la hemos aceptado y ahora será la plantilla la que tenga que votar. Ambos hemos tenido que ceder", indicó.

En total serán "entre 40 y 50" los artículos que se revisarán en este nuevo convenio, que llegará hasta el 1 de enero de 2024. Montañés aseguró que "nunca dirá a la plantilla qué votar", y advirtió de que si gana el ‘no’, los paros volverían a partir del día 14.

Los propios sindicatos reconocían a primera hora que ayer podía pasar "de todo". La empresa entró con la intención de "firmar" tras más de 90 reuniones en el SAMA y pactar una suspensión de los paros, mientras que entre los representantes de la plantilla seguía viva la tensión de las últimas horas. El Colectivo Unitario de Trabajadores (CUT) llegó a quedarse solo en varias ocasiones. Sus integrantes plantearon sacar la negociación del SAMA y trasladarla a las cocheras de Avanza, una propuesta que fue rechazada por el resto de sindicatos. Y por la tarde, instaron a "no continuar" con lo que calificaron de "una farsa" al no haber "ninguna propuesta por escrito", obteniendo el mismo resultado.

Solo un día antes, Sattra, el sindicato con mayor peso en el comité, había acusado a Javier Anadón, asesor del CUT, de “hacer daño a la plantilla” con sus acciones. Lo hizo después de que este insinuase que se estaba llegando a acuerdos al margen de la mesa negociadora. La mala relación entre ambos colectivos lleva marcando el conflicto desde hace meses y explica, en buena medida, que hasta ahora no se haya llegado a un acuerdo. La tensión, no obstante, ha ido cada vez a más, especialmente a raíz del ultimátum de Avanza y de los últimos atropellos graves y el comunicado del CUT, en el que vinculaban los accidentes con los tiempos de recorrido.

El SAMA llegó a proponer cambiar de mediadores, y la empresa trasladó una propuesta de revisión salarial que, con la reducción de jornada de dos días que luego se negoció, dio pie al acuerdo. "Desde el CUT estamos en contra, pero la mayoría sindical manda", señalaron desde el sindicato, que mostró públicamente su disconformidad con el preacuerdo al considerar que "perjudicará gravemente a la plantilla en lo económico y lo laboral".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión