Zaragoza
Suscríbete por 1€

infraestructuras

La calle Manifestación de Zaragoza tendrá aceras más anchas, cota cero y siete plazas de carga y descarga

El Ayuntamiento prevé iniciar las obras, que supondrán una inversión de 701.218 euros, tras la Semana Santa de 2023

La calle Manifestación de Zaragoza, este miércoles.
La calle Manifestación de Zaragoza, este miércoles.
Francisco Jiménez

El Ayuntamiento de Zaragoza continúa con su plan de obras de renovación. Y con la intención de crear un eje de prioridad peatonal y saludable desde la Aljafería hasta Alfonso I, ahora es el turno de la histórica calle de la Manifestación. El Gobierno de la ciudad aprobará en su reunión de este jueves someter a exposición pública el proyecto de reforma, que supondrá una inversión de 701.218 euros y que, en línea con el resto de actuaciones, contempla una vía de prioridad peatonal, con plataforma única y menos espacio de aparcamiento. La previsión es que las obras comiencen tras la Semana Santa de 2023, para no tener que trastocar el recorrido de las procesiones, y que se prolonguen durante unos seis meses. 

La intención, como ha explicado este miércoles la concejal de Infraestructuras, Patricia Cavero, es cumplir con una demanda de los vecinos de la zona, que hace años que denuncian que el pavimento está envejecido, las aceras son estrechas y las farolas se encuentran en mal estado. Así, el plan contempla la creación de una plataforma única en la que las zonas de peatones se separarán de la destinada al tráfico con el uso de baldosas podotáctiles. 

El proyecto, según ha contado la edil, contempla una calzada de un sólo carril de circulación de 3 metros de anchura para ganar espacio para el peatón y reserva espacio para siete plazas de carga y descarga reguladas distribuidas en tres zonas. Además, se tratará de una calle pacificada, por lo que la velocidad máxima se reducirá a 20 kilómetros por hora y la prioridad será peatonal. 

Las aceras serán dos metros más anchas en la zona norte (de 2,5 a 4,5 metros), por lo que en el lado más grande será donde se coloque el arbolado y el alumbrado público, mientras que el otro se dejará despejado para que los ciudadanos puedan transitar sin obstáculos.  

Igualmente, se actuará en el tramo de la calle que discurre junto a la plaza de la Justicia para conectarla con la calle de Santa Isabel, que ya se encuentra elevada a cota cero. 

"Con este proyecto conseguimos cuatro objetivos fundamentales: vertebrar peatonalmente la zona, aumentar el atractivo turístico y ciudadano, poner en valor el patrimonio arquitectónico y ambiental de la calle al permitir su visualización y contribuir a revitalizar el barrio con una calle más segura, mejor iluminada, más atractiva, sin barreras arquitectónicas y sostenible con nueva vegetación”, ha resumido Cavero. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión