Zaragoza
Suscríbete por 1€

Paros en el bus

Los trabajadores del bus de Zaragoza retoman la huelga desde las 7.00 con seis horas de paros al día

El servicio también se verá afectado de 13.00 a 15.00 y entre las 18.00 y las 20.00.

Varios usuarios del bus urbano, en el interior de uno de los vehículos de Avanza.
Varios usuarios del bus urbano, en el interior de uno de los vehículos de Avanza.
Guillermo Mestre

Los trabajadores del bus urbano retoman hoy la huelga desde las 7.00 con seis horas de paros al día. La negativa del comité a aceptar la propuesta de Avanza -que incluía una subida fija del 8,5% y una cláusula de revisión del 12% que, unida al resto de pluses, suponía un incremento del 16%-, hará que el servicio vuelva a verse afectado en tres franjas de lunes a viernes que coincidirán con las horas de mayor afluencia.

Los conductores pararán hoy de 7.00 a 9.00, de 13.00 a 15.00 y de 18.00 a 20.00. Mañana, los paros irán de 7.15 a 9.15, de 13.15 a 15.15 y de 18.15 a 20.15 y el miércoles, de 7.30 a 9.30, de 13.30 a 15.30 y de 18.30 a 20.30, repitiéndose cada jueves y viernes los horarios de lunes y martes, respectivamente.

De nada ha servido que las negociaciones en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) se extendiesen hasta pasada la medianoche del pasado viernes. Ni siquiera se ha conseguido que el comité aceptase someter a referéndum la propuesta de Avanza o que accediese a suspender temporalmente los paros, quedando esta vía en entredicho tras cerca de 90 reuniones.

La justificación, según su presidente, José Manuel Montañés, de Sattra, es que la concesionaria "no ha puesto ninguna nueva oferta sobre la mesa", limitándose a "marcar líneas rojas".

Las posturas, de hecho, apenas se han movido un ápice en las últimas semanas. Los trabajadores siguen insistiendo en que si no se mejora la oferta económica -ellos reclaman un 90% de la suma de los IPC de 2020, 2021, 2022 y 2023, tienen que revisarse aspectos como las reducciones de jornada o el registro, cuestiones en las que Avanza no está dispuesta a ceder, ya que, como ha venido repitiendo su director, Guillermo Ríos, son aspectos que "cuestan dinero" y deben valorarse en global.

Para la compañía, la oferta del SAMA era ya "de cierre", pero los sindicatos no lo han visto así. Tras el enésimo fracaso en el órgano de mediación está por ver qué movimientos hará la empresa, que venía avisando de que no podrá mantener su propuesta mucho más, ya que la fase que hoy comienza será muy distinta a las anteriores.

Para Avanza -que factura por kilómetro recorrido-, cada mes de paros supondrá unas pérdidas cercanas a los 600.000 euros, mientras que los conductores podrían dejar de percibir entre 300 y 400, unas pérdidas que, como ya avisó la concejala de Movilidad, Natalia Chueca, "difícilmente" se recuperarán con el nuevo convenio. Hasta ahora, la duración de las franjas y el hecho de que cambiasen cada día hacía que los trabajadores apenas notasen los efectos de los paros. Pero esto cambiará desde hoy, lo que podría terminar repercutiendo en su seguimiento, que ha venido registrando porcentajes superiores al 90%.

No obstante, quienes más sufrirán la falta de acuerdo entre empresa y sindicatos serán los ciudadanos, que tras 630 días de conflicto han agotado toda su paciencia. Las marquesinas volverán a reflejar esperas de más de 20 minutos, complicando la entrada y salida a colegios, institutos y centros de trabajo. Y si en verano tocó soportar temperaturas de más de 40 grados, en las próximas semanas se vivirá el extremo opuesto con el descenso térmico propio de estas fechas.

La principal incógnita ahora es qué nuevas fórmulas utilizarán las partes, incluido el Ayuntamiento, para intentar desatascar el conflicto, ya que, pese a la falta de avances en el SAMA, empresa y comité siguen negándose a someterse a un laudo voluntario y el laudo obligatorio se reserva a casos "extremos".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión