Zaragoza
Suscríbete por 1€

conflicto del bus urbano de zaragoza

La plantilla del bus parará seis horas al día tras el ‘sí’ de casi el 80% de los trabajadores en el referéndum

La votación sale adelante con la participación de más del 70% y sin opción a opinar sobre la oferta del SAMA. La huelga queda ‘en suspenso’ y volverá el día 14 con tres tramos de dos horas de lunes a viernes.

Referéndum de trabajadores de Avanza sobre la huelga del bus en Zaragoza
Referéndum de trabajadores de Avanza sobre la huelga del bus en Zaragoza
Guillermo Mestre

La plantilla del bus urbano parará seis horas al día a partir del lunes 14 tras el ‘sí’ de los trabajadores al referéndum planteado por el comité de empresa. La votación, en la que participaron 880 empleados, alrededor de un 71% del censo, supone un nuevo giro en el conflicto, que supera ya los 620 días, el más largo de la historia del servicio. Según los datos de los sindicatos, 703 trabajadores votaron a favor del endurecimiento de la huelga (79,89%) y 161 en contra (18,29%), registrándose 359 abstenciones y 12 votos en blanco.

Tras esta decisión, la huelga se ampliará de 21 a 30 horas semanales, multiplicando las afecciones a los usuarios del servicio, a la empresa y a la propia plantilla, que hasta ahora apenas había notado las repercusiones en la nómina. 

Las afecciones irán de lunes y viernes, sin llegar a sábados y domingos como venía ocurriendo desde el 5 de septiembre. Se prevén, no obstante, muchos más problemas, ya que los tramos, hasta ahora de 60 minutos, pasarán a ser de dos horas, concentrándose en los momentos de mayor afluencia.

Así, los lunes, los paros irán de 7.00 a 9.00, de 13.00 a 15.00 y de 18.00 a 20.00, mientras que los martes afectarán a los tramos comprendidos entre las 7.15 y las 9.15, de 13.15 a 15.15 y de 18.15 a 20.15. Los miércoles abarcarán las franjas de 7.30 a 9.30, de 13.30 a 15.30 y de 18.30 a 20.30 y los jueves y viernes volverán a repetirse los horarios de lunes y martes.

Los cinco sindicatos (Sattra, CC. OO., CUT, UGT y CSIF) habían pedido el voto por el ‘sí’, de ahí que se esperase un apoyo rotundo al referéndum, en el que no se dio opción a opinar acerca de la propuesta lanzada por el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) y asumida por la empresa: una subida fija del 8,5% y una cláusula de revisión del 12% que, unida al resto de pluses, supondría un incremento del 16%.

Nada más conocer el resultado, el comité comunicó la suspensión de los paros parciales previstos para la jornada de hoy, y en las próximas horas se reunirá en sesión extraordinaria para desconvocarlos, un paso imprescindible de cara a plantear las nuevas protestas.

Su presidente, José Manuel Montañés (Sattra), aseguró estar satisfecho con los niveles de participación, «similares» a los de otros referéndum. «Es un paso más. Se trataba de seguir presionando para que la empresa se siente y negocie, que es lo que tiene que hacer», manifestó.

Para Javier Anadón, asesor del CUT, ha sido «la gran habilidad negociadora de Avanza y la disposición mostrada por el Ayuntamiento» las que han conseguido unir a los cinco sindicatos. «Nosotros ya hubiéramos endurecido los paros hace tiempo», aseguró, antes de recordar que las protestas siguen siendo secundadas por el 90% de los conductores, de media. «Eso significa que los trabajadores no se han cansado y tienen muy claro lo que quieren», dijo.

Última bala en el SAMA

Las urnas abrieron en las cocheras de Avanza a las 4.30, con «un goteo constante» de trabajadores que se intensificó en los cambios de turno de la mañana y la tarde. Cada papeleta tenía una única pregunta: ¿Apruebas la ampliación de paros propuesta por el comité de empresa?

La votación coincidió, además, con una nueva jornada de paros, que afectaron al tramo de 8.15 a 9.15, de 14.15 a 15.15 y de 19.15 a 20.15. Una vez celebrada, está previsto que el SAMA vuelva a reunir a las partes, un encuentro que por el momento no tiene fecha y que se perfila como la última bala para evitar el endurecimiento de la huelga.

Tras decenas de reuniones infructuosas en el órgano de mediación, ni Avanza ni los trabajadores esperan nada de este encuentro. Estos últimos, no obstante, siguen abiertos a continuar negociando «en el SAMA o en cualquier otro lado». El principal escollo sigue siendo económico, ya que la plantilla considera «insuficiente» la propuesta de la compañía en vista de la fuerte subida del índice de precios de consumo (IPC).

En el último encuentro, los sindicatos reclamaron un 90% de la suma de los IPC de 2020, 2021, 2022 y 2023, así como una reducción de cuatro jornadas en lugar de las cinco que aparecían en anteriores propuestas, unas condiciones que siguen siendo «inaceptables» para Avanza.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión