Zaragoza
Suscríbete por 1€

servicios públicos

El Ayuntamiento de Zaragoza dice que los tiempos para implantar la zona de bajas emisiones "son imposibles"

Natalia Chueca indica que los ayuntamientos están a la espera de la publicación del real decreto para concretar sus medidas.

Coches en el centro de Zaragoza en el paseo Pamplona
Coches en el centro de Zaragoza en el paseo Pamplona
Oliver Duch

Las ciudades españolas de más de 50.000 habitantes deben tener en enero 2023 una zona de bajas emisiones para vetar a los vehículos más contaminantes de determinadas áreas. Pero el tiempo pasa, y de momento en Zaragoza poco se sabe del plan para implantarlo. 

La concejal de Movilidad, Natalia Chueca, durante la comisión del área celebrada este miércoles aseguró que se está trabajando, pero no concretó ningún proyecto. No obstante, sí que consideró que los tiempos marcados por el Gobierno central son "son imposibles". Por eso recordó que el Ayuntamiento se sumó a la petición de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para retrasar su implantación, al menos, hasta el año siguiente.

Ante las críticas de los tres grupos de la izquierda, que quisieron saber si la capital aragonesa llegará a tiempo o no a esa fecha, la edil les reclamó que hicieran llegar esa "urgencia" al Ejecutivo ya que, dijo, todos los ayuntamientos están a la espera de que se publique el real decreto que regulará la puesta en marcha de estos sistemas. "De momento en el Boletín Oficial del Estado no hay ningún reglamento publicado y por lo tanto imposibilita que los municipios puedan tener una ordenanza aprobada antes de introducir esa norma", recalcó.

Sobre todo, porque se trata de un asunto que genera "un gran debate", dijo la edil, que puso como ejemplo Madrid Central o el caso de Barcelona. En este sentido, aseguró que "el mayor riesgo" es que la medida se pueda poner en marcha "con seguridad jurídica", por lo que dijo que es necesario esperar las directrices del Ministerio.

Con todo, contó que desde la FEMP se está trabajando en un proyecto de ordenanza que pueda ser replicable para todos los ayuntamientos para que así, una vez que se haya aprobado el real decreto, "se pueda tramitar lo más rápido posible". "Se está trabajando casi a ciegas -enfatizó-. Necesitamos que desarrollen la norma o que se posponga, que es otra de las peticiones, porque los tiempos son imposibles".

Sin embargo, sus explicaciones no convencieron a los partidos de la oposición, que expresaron sus dudas de que el gobierno PP-Cs vaya a implantar la zona de bajas emisiones. Alfonso Gómez, del PSOE, incidió en su importancia para luchar contra el cambio climático y para el ahorro energético, mientras que Alberto Cubero (ZEC) pidió "una propuesta ambiciosa". Sobre todo, dijo, "porque llegan muchos globos sonda de que el Ayuntamiento ni va a poder ni va a querer implementarla". Por su parte, el portavoz de Podemos, Fernando Rivarés, consideró que, para Chueca, es "conveniente políticamente" que este plan se quede en el cajón.

La intención de Movilidad es que la zona de bajas emisiones se gestione a través del futuro contrato del estacionamiento regulado, que todavía debe salir a licitación. Los pliegos están en revisión después de que el pleno rechazara incrementar una hora diaria el tiempo de pago.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión