Zaragoza
Suscríbete por 1€

Rafael Rincón deja el cargo de concejal en el Ayuntamiento de Calatayud tras 11 años

El popular, responsable entre otras de las delegaciones de Hacienda, Industria y Proyectos Europeos, se marcha por motivos profesionales.

Rafael Rincón abandona el Ayuntamiento de Calatayud entre los aplausos de sus compañeros.
Rafael Rincón abandona el Ayuntamiento de Calatayud entre los aplausos de sus compañeros.
Macipe

El concejal delegado de Recursos y Régimen Interior del Ayuntamiento de Calatayud, el popular Rafael Rincón, presentó este lunes su renuncia al cargo. Afiliado al PP desde 1992 es edil desde 2011 y en el actual mandato, desde 2019, era miembro de la comisión de gobierno y uno de los tres tenientes de alcalde. Su marcha, según alegó, se debe a motivos profesionales. Su puesto, por orden de lista, debería ocuparlo Arturo Ballano. En cuanto a las delegaciones todavía queda por resolver quién las asumirá.

Rincón, titulado como ingeniero técnico industrial especializado en Mecánica por la Universidad de Zaragoza, compaginaba su trabajo en el Consistorio con su labor en el ámbito privado, donde ha ocupado puestos como ingeniero de procesos y de producción y director de operaciones.

"Es por motivos laborales y personales, por motivos éticos siento que no podré dar el tiempo suficiente a mis obligaciones en esta casa", apuntó el propio edil en su última intervención, finalizada con el aplauso unánime de todos sus compañeros. En sus palabras hubo un agradecimiento directo al regidor, al resto de miembros de la corporación y a todos los trabajadores del Ayuntamiento, así como un recuerdo a sus padres y a su familia y amigos.

El alcalde de Calatayud, José Manuel Aranda, explicó este lunes en rueda de prensa que se solicitará al Consejo Consultivo de Aragón un dictamen sobre la resolución del contrato de obras de la rehabilitación de la Harinera La Merced. El proceso se inició en julio, después de que en febrero el Ayuntamiento plantease una sanción a la UTE constructora de 3337.000 euros, que finalmente se quedó en 167.000 y todavía pendiente de calcularse algunos trabajos realizados y no contemplados en el proyecto original.

Así, la petición, explica Aranda, se realiza en aras de contar con un "aval" en caso de que la decisión acabe recurrida en otras instancias administrativas o judiciales. En este sentido reconocía que las empresas ejecutoras de la rehabilitación, que comenzó en enero de 2019 y debía acabar en enero de 2020 con un presupuesto de 1,6 millones, tienen opción a recurrir la decisión que tome el Consistorio.

De igual forma, el regidor, que detalló que a la solicitud le acompaña un informe de 73 páginas, recordó que el Consejo ya respaldó la decisión de rescindir el contrato con el arquitecto Fernando Bayo, que ganó el concurso de ideas y el proceso para capitanear la dirección facultativa.

Aranda estima que el dictamen puede estar listo en el plazo de un mes y que, de manera independiente, se realizará una valoración de los trabajos pendientes de ejecutar "con vistas a una nueva licitación".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión