Zaragoza
Suscríbete por 1€

La Bajada del Canal regresa con éxito de participación

Los vecinos de Torrero-La Paz organizan la XL bajada para exigir que se cumpla en Plan Especial del Canal y termine de crearse este eje vital para la ciudad.  

Fotos de la Bajada del Canal Zaragoza 2022
Fotos de la Bajada del Canal Zaragoza 2022
Toni Galan

Los vecinos del barrio de Torrero-La Paz, fieles a su espíritu reivindicativo, han participado de forma masiva y festiva en la XL Bajada del Canal Imperial. Cuarenta años han pasado desde que un grupo de zaragozanos decidió que cada mes de septiembre echarían improvisadas embarcaciones a las aguas de tan vital conducción hidráulica y bajarían por ellas en demanda un canal limpio, bien conservado, incluso navegable y, sobre todo, accesible para el ocio ciudadano como un parque lineal.

Cierto es que con la Exposición Internacional de 2008 se mejoraron algunas zonas, pero desde entonces no se le ha dado el impulso que merece el llamado Plan Especial del Canal Imperial, como explican los organizadores.

"Estamos muy contentos por el 40 aniversario; son cuarenta años de historia y de tradición que sigue manteniendo el fondo reivindicativo de alegría y de imaginación que caracteriza esta fiesta", explica Josan Pérez, de la asociación Cultural El Cantero de Torrero, una de organizadoras del evento junto a las de La Paz, y Montes de Torrero-Venecia.

Tanto él como Montse Ponz, de la misma asociación, destacan que a pesar de los problemas que han puesto las administraciones han conseguido celebrar la cuadragésima edición de la bajada y ha sido todo un éxito: "El carácter reivindicativo se mantiene, la participación ha sido espectacular y estamos muy contentos porque ha sido masivo"

Han sido 368 inscritos y 115 embarcaciones y artefactos flotantes, algunos con música y todos llenos de marineros fluviales, de todas las edades, unos disfrazados y otros no, con el mismo espíritu: demandar un canal navegable para el disfrute de Zaragoza.

Por eso, los organizadores destacaron que su primera y básica reivindicación es la que dio origen a la bajada de 1982: "El Plan Especial del Canal que termine de una vez un parque lineal en todo su recorrido. Es un plan que está diseñado y está metido en un cajón sin presupuesto. De manera que sería un eje de avance increíble, de disfrute y ecológico, para toda la ciudad, no solo para el barrio. No nos explicamos cómo eso, que está tan claro que sería muy útil, sigue ahí y no se termina de sacar adelante”, manifiesta Josan Pérez.

"Ni siquiera hay limpieza de los troncos secos. Nuestra asociación (La Paz) ha contabilizado entre el puente de la Avenida de América y el parque La Paz más de 100 árboles secos y sin retirar del cauce", comenta José Luis Villalobos-

Critica tanto la dejación por parte de la Confederación Hidrográfica del Ebro como del Ayuntamiento de Zaragoza. "El canal es un eje vital para Zaragoza como puede ser el Ebro o el Huerva. Pero esto es una zona asilvestrada. Intervenir en este último tramo (la U25 en La Paz) era un compromiso desde la Expo y está sin ejecutar. Por lo menos que se cumpla", afirma.

No quieren que el Canal sea una barrera sino un punto de unión y encuentro. "Pero faltan pasarelas y puentes, como el del final de la calle de Santa Gema, y limpieza de las orillas y del cauce. La desidia que hay no tiene parangón", añade.

Consiste en navegar en grupos con embarcaciones propias hasta el Parque de La Paz.

Cuenta que con los efectos del cambio climático mantener con vida espacios verdes es fundamental. "Llevamos cantidad de años pidiendo huertos urbanos en el tramo parque de la Paz pero el concejal de Urbanismo, a espaldas del barrio, plantó un jardín japonés que ya esta seco", comenta.

Pero a las reivindicaciones históricas, suman también otras transversales: “Que dejen de poner trabas administrativas, no solo a los vecinos de Torrero, sino a las organizaciones sociales de la ciudad. No se trata de que haya más o menos trabas, sino de que al final tiene que haber una decisión política de facilitar las cosas y ese debate ahora mismo no existe", insiste Josan Pérez.

"Habrá que buscar soluciones porque no paran de llover quejas por parte de las asociaciones”, indica. Explica, por ejemplo, que en barrio de Zalfonada no han podido hacer una fiesta por los trámites administrativos exigidos. La hoguera de San Juan tampoco se ha podido organizar este año porque la prohibieron. Y cree que puede pasar lo mismo con la de San Antón. “Nos prohibieron la hoguera y hace siete meses que pedimos una reunión con la concejal Natalia Chueca y todavía estamos esperando.

Hay un informe de bomberos que dice que como se hacía ya no se puede; y nosotros presentamps una serie de cambios y una alternativa, pero no nos escuchan y no nos atienden”, señala. “Lo que hay es un tapón y no se rema a favor de que los vecinos organicen actividades fuera del circuito oficial o institucional. Hay un vacío y los departamentos se pasan la pelota. Pero la decisión es política y esa no se toma”, afirma Josan Pérez.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión