Zaragoza
Suscríbete por 1€

Movilidad

Hasta un 95% de los usuarios de bus y tranvía se beneficiarán de la rebaja del 30% desde el día 1

Las empresas han trabajado todo agosto para adaptar sus sistemas. Se prevé más demanda y un menor uso del billete sencillo.

Dos usuarios del tranvía recargan su tarjeta en la parada de plaza de España, ayer
Dos usuarios del tranvía recargan su tarjeta en la parada de plaza de España, ayer
Francisco Jiménez

Hasta un 95% de los usuarios del bus y el tranvía se beneficiarán a partir del jueves del descuento del 30% impulsado por el Gobierno central para combatir la fuerte subida de la inflación. La medida afectará a las llamadas tarjetas multiviaje y a los abonos, pero no a los billetes sencillos. Aunque resulta complicado dar cifras, las estadísticas oficiales revelan que en un septiembre al uso se producen una media de 250.000 validaciones diarias en el bus y que, de ellas, apenas un 5% se corresponden con títulos de un solo viaje. En el caso del tranvía son entre 80.000 y 90.000, siendo el uso del billete sencillo aún más residual.

Ha de tenerse en cuenta, en todo caso, que quienes ya tienen su abono no se beneficiarán de la rebaja hasta que lo renueven.

La concejala de Movilidad, Natalia Chueca, confirma que se ha estado trabajando durante todo el mes de agosto para adaptar los sistemas y preparar toda la información referente a las nuevas tarifas, que estarán en vigor hasta el 31 de diciembre. El usuario "no tendrá que hacer nada", ya que al recargar su tarjeta o renovar su abono "se le aplicarán directamente los nuevos precios". El billete sencillo seguirá costando 1,40 euros, pero quienes utilicen la tarjeta bus pasarán de pagar 0,76 a 0,53.

Las mayores diferencias se producirán, lógicamente, con los abonos mensuales, trimestrales y anuales. Los primeros se venderán por 28 euros en vez de por 40 y los segundos, que tradicionalmente cuestan 104,90 euros, caerán hasta los 73,40 o los 55 en caso de tener carné joven. Los de 365 días, por su parte,  pasarán de una tarifa de 359,45 euros a otra de 251,60 que, en el caso de los jóvenes, se quedará en los 188,70.

El Consistorio espera que la medida contribuya a recuperar al menos parte de los usuarios perdidos tras la pandemia. Por el momento, las cifras siguen estando en torno a un 20% por debajo de las de 2019. "Lo que es difícil de prever, y esa es la gran pregunta, es en qué medida se reactivarán: si subirán un 5%, un 15% o un 20%. Tendremos que ir analizándolo desde el primer día", explica la concejala.

Chueca cree que en los próximos meses habrá "un cambio en el comportamiento en los usuarios" que potenciará el uso de los abonos, la tarjeta Lazo y la ciudadana y reducirá el número de billetes sencillos. "Lo normal es que con una rebaja de estas características se apueste más por el transporte público, ya que uno de los objetivos fundamentales es incrementar la demanda. También hay que tener en cuenta el precio de la gasolina, que sigue especialmente alto, y las previsiones que se manejan de cara al último trimestre", señala.

Costes y bonificaciones

Zaragoza será una de las ciudades que no ampliará el descuento hasta el 50% como harán Madrid, Bilbao, Palma, Córdoba o Vitoria, que cubrirán un 20% adicional con fondos propios. A este respecto, Chueca recuerda que el Ayuntamiento "ya hace un importante esfuerzo para bonificar el 60% del billete" y mantener su precio, una tarea especialmente complicada tras el agujero provocado por la covid-19 en el transporte público.

Según las estimaciones del Consistorio, la medida costará en torno a 5,4 millones de euros, a razón de 1,3 al mes, aproximadamente. El Ejecutivo central ha confirmado que transferirá 4,2 al gobierno municipal, aunque tras las alegaciones presentadas por ayuntamientos como el de Zaragoza se espera que haya una liquidación una vez concluya el periodo de bonificación para ‘ajustar cuentas’ y evitar que los ayuntamientos terminen asumiendo parte del coste.

Las nuevas tarifas coincidirán, además, con la recuperación de las frecuencias de buses y tranvías, que dejarán atrás las largas esperas de julio y agosto para adaptarse a la vuelta al trabajo y al próximo reinicio de la actividad escolar y universitaria.

Llegados a este punto está por ver si el descuento se mantiene ‘solo’ hasta el 31 de diciembre o se amplía mientras sigan existiendo unos altos niveles de inflación como reclamaban desde la oposición. Al que se aplicará en el bus urbano hay que añadir, además, los abonos de media distancia de Renfe, que ya pueden solicitarse, y la rebaja del Consorcio

de Transportes del Área de Zaragoza, con viajes un 30% más baratos para quienes utilicen las distintas tarjetas. El propio CTAZ recomienda esperar al día 1 a aquellos que tengan que renovar su abono y recuerda que la bajada afectará tanto a las 13 líneas interurbanas como a las 12 de los barrios rurales y la del aeropuerto.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión