Zaragoza
Suscríbete por 1€

Altercado por la retirada de la custodia de un bebé en Tauste

El incidente fue protagonizado por la misma familia que el verano pasado agredió a un sanitario en el Clínico.

Vecinos de Tauste hacen fila para hacerse pruebas en el centro de salud en los primeros días de abril
Centro de salud de Tauste, en una imagen de archivo.
Noeli Barceló

La familia de Tauste que fue detenida el verano pasado después de agredir a personal sanitario del Clínico ha vuelto a protagonizar un altercado, esta vez en la propia localidad. El motivo ha sido exactamente el mismo, la DGA ha retirado a una joven la custodia de su bebé de un mes para asegurar su bienestar, ya que consideran que las condiciones en las que viven estas personas -siete en una casa-cueva- no son adecuadas para la crianza de un niño. En 2021 la mujer, de 23 años, perdió la tutela de su primera hija.

El suceso se produjo el pasado lunes tanto en el centro de salud como en la Casa Consistorial. Seis miembros de esta familia se presentaron en el primer inmueble armados con palos para amenazar a los trabajadores. Posteriormente, según confirmó el propio alcalde del municipio, Miguel Ángel Francés, camino al Ayuntamiento golpearon y rompieron los retrovisores y cristales de varios coches y la ventana de una vivienda y dañaron también la escalinata que da acceso al edificio.

El regidor aseguró que entre los vecinos hay "indignación y preocupación", porque se trata de una familia que "no cumple las normas" y protagoniza "muchas alteraciones del orden público". Además, lamentó que la situación ha empeorado en los últimos años y aseguró que anteriormente no existía este problema. No hubo ningún detenido, pero el Ayuntamiento ha puesto una denuncia. 

Tras el suceso ocurrido hace un año, la titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Zaragoza decidió poner en libertad a los cinco miembros de la familia de Tauste detenidos por el altercado protagonizado en el Hospital Clínico, donde amenazaron y agredieron a varios sanitarios y provocaron importantes destrozos. Los arrestados, dos hombres y tres mujeres, se plantaron en la Unidad de Recién Nacidos con el objetivo de llevarse a la bebé que había dado a luz una de estas últimas y de la que se había hecho cargo el Gobierno aragonés. Al final, todos ellos acabaron en el calabozo. No obstante, una vez puestos en libertad se les prohibió acercarse al centro hospitalario. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión