Zaragoza
Suscríbete por 1€

Zaragoza lanza un proyecto de banca amigable con las personas mayores

El alcalde Jorge Azcón ha presentado la iniciativa junto a las tres primeras entidades que se han comprometido con la mejora de la atención a las personas mayores: Ibercaja, Caixabank y Laboral Kutxa

Presentación del proyecto 'Banca Amigable', con la presencia del alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón
Presentación del proyecto 'Banca Amigable', con la presencia del alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón
Ramón Comet

Combatir la brecha digital en el acceso de las personas mayores a los servicios bancarios es el objetivo principal del nuevo proyecto de banca amigable del Ayuntamiento de Zaragoza, al que ya se han adherido Ibercaja, Caixabank y Laboral Kutxa, que se comprometen a mejorar la atención presencial, la accesibilidad física y sensorial o a formar a sus empleados para atender mejor a estos clientes.

El alcalde de la ciudad, Jorge Azcón, y la concejala delegada de Mayores, Paloma Espinosa, han presentado la iniciativa este jueves en Zaragoza acompañados de los tres representantes de las primeras entidades financieras que se han adherido al programa de banca amigable, que espera seguir creciendo.

Como ha recordado Espinosa, Zaragoza fue una de las primeras ciudades españolas que se unió a la Red de ciudades y comunidades amigables con las personas mayores, que promueve la Organización Mundial de la Salud (OMS), y una de las acciones de la concejalía que lidera se ha centrado promover la adaptación de los servicios bancarios a las necesidades y capacidades de la población mayor.

Por ejemplo, se establecerán horarios de atención personalizada, con prioridad de un mínimo de dos horas diarias en la franja de mayor afluencia, se señalizarán en la zona de espera asientos reservados para mayores, se facilitarán las gestiones y se adecuarán los programas y aplicaciones digitales.

Azcón: "Con la aceleración digital que ha habido durante la pandemia todavía es más necesario facilitar y ayudar a las personas mayores y a quien tiene que prestar los servicios"

El Ayuntamiento, por su parte, colaborará en la formación del personal de la entidad y difundirá la iniciativa a través de la red de centros de convivencia y en la web municipal. Y para mejorar el programa de forma continua, se crearán equipos de personas mayores que se encargarán de visitar las sucursales para valorar el cumplimiento de los puntos de mejora acordados.

“Con la aceleración digital que ha habido durante la pandemia todavía es más necesario facilitar y ayudar a las personas mayores y a quien tiene que prestar los servicios”, ha señalado el alcalde, quien ha recordado en su discurso que en la capital aragonesa hay más de 160.000 personas mayores de 65 años. Como ha indicado, casi el 25 % de las personas entre 65 y 75 presenta dificultades de movilidad, algo que aumenta en la siguiente franja de edad, con el 75 %.

“No es solo un problema de la brecha digital, sino que hay una barrera más que hay que superar, que es la movilidad”, ha añadido el primer edil, que se ha mostrado “convencido” de que esta colaboración ayudará a “hacer la vida más fácil” a las personas mayores. Porque, según ha indicado, apenas un 40 % de las personas entre 74 y 85 años utiliza internet, por lo que “hay que darles una alternativa y tenemos que ayudarles a que sigan teniendo servicios financieros”.

El jefe de Negocio Institucional y Patrocinios de Ibercaja, Fernando Arcega, ha señalado en su intervención que desde su “papel de liderazgo” en su Comunidad de origen se pusieron en contacto con el Consistorio para buscar soluciones para ayudar a las personas mayores, una clientela numerosa en su caso.

Somos los que más clientes tenemos en general, pero los que más clientes mayores tenemos en particular”, ha contextualizado Arcega, quien ha recordado que, a pesar de la reestructuración bancaria, Ibercaja cuenta con el mayor número de oficinas tanto en Zaragoza como en Aragón, donde ya se han tomado medidas para paliar la brecha digital, como cajeros con reflejo atenuado o mejoras en la atención.

El director comercial de red de la Territorial Ebro de Caixabank, Eloy Ascaso, ha señalado que desde la entidad que representa se sienten “muy identificados” con el proyecto de banca amigable, del que supieron que tenían que formar parte desde el principio.

“Es una realidad: la tecnología ha cambiado en los últimos años las relaciones entre las personas y también entre los clientes y las entidades financieras. Pero tras la pandemia ha ido tan rápido que se ha producido una brecha digital que tenemos que reducir”, ha añadido el representante de Caixabank, entidad con 20 millones de clientes en toda España, muchos de ellos, sin conocimientos digitales.

Finalmente, el director de zona de Aragón y Barcelona de Laboral Kutxa, Fernando Giménez, ha manifestado que esta entidad con 21 años de trayectoria en Zaragoza es una empresa de economía social, por lo que sus trabajadores cada año se implican con un proyecto, que este 2022 se centra en prestar la mejor asistencia a personas mayores, para las cuales ya cuentan con pautas de atención específicas, si bien "este es solo el inicio". 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión