Zaragoza
Suscríbete por 1€

zaragoza

La tienda de complementos Redondo cumple 100 años entre tradición y tendencia

El emblemático comercio zaragozano llega a centenario capitaneado por las hermanas María, Patricia y Marta Redondo Briz, cuarta generación de una empresa familiar de Zaragoza.

Las hermanas María, Patricia y Marta Redondo Briz reflejadas en un espejo de la tienda, en la calle de Jerónimo Blancas en Zaragoza.
Las hermanas María, Patricia y Marta Redondo Briz reflejadas en un espejo de la tienda, en la calle de Jerónimo Blancas en Zaragoza.
Guillermo Mestre

Para las hermanas María, Patricia y Marta Redondo Briz, la tienda de complementos del vestir Redondo es su casa. "Ha sido nuestra guardería, nuestro lugar de recreo, de estudio... Vivíamos aquí", recuerdan. Transcurridos los años, siguen pasando más tiempo en ella que en sus propias moradas: desde hace una década están al frente del negocio que creó su bisabuelo, Guillermo Redondo, y que este 2022 llega a centenario. Todo un "orgullo y una emoción" para la cuarta generación de esta empresa familiar de Zaragoza.

"Mi bisabuelo y un hermano suyo montaron en 1922 una fábrica de paraguas en la calle de 4 de agosto (entonces calle del Peso). En 1948 se separan y cada uno funda su comercio: mi bisabuelo en Jerónimo Blancas (esquina con San Miguel, donde permanece a día de hoy). Continuó vendiendo y reparando paraguas, pero la fábrica desapareció", cuenta María.

A lo largo de su andadura, Redondo ha ido introduciendo nuevos artículos conforme se iban incorporando las nuevas generaciones. Por ejemplo, su abuelo Víctor Redondo, abanicos, bastones y juguetes (coches metálicos y muñecas); y su padre (del mismo nombre), sombreros y pañuelos italianos de la mano de su mujer, María Pilar Briz. "Las tiendas antiguas de comercio pequeño se caracterizaban por vender variedad de artículos. Nosotras lo hemos querido mantener: somos tradición y tendencia; nos gusta conservar y la novedad", explica Patricia.

¿Y qué es lo que han aportado ellas cuando tomaron las riendas del establecimiento tras la jubilación de sus progenitores? Ropa, bolsos y joyas artesanales bajo la marca Falenas, nombre de unas mariposas nocturnas en homenaje a su padre, que es entomólogo. Para ello, las tres han aplicado sus conocimientos: María sus estudios de corte y confección para sus vestidos a medida; Patricia, los de ilustración y diseño gráfico para los estampados y dibujos de las telas; y Marta, los de joyería para crear sus piezas. No obstante, en estos momentos ya no hacen ropa porque, tal y como apunta María, es un sector "complicado".

En esta década como dueñas de Redondo, se han enfrentado a momentos difíciles –como el de la pandemia del coronavirus, que han aprovechado para crear sus redes sociales–, pero en su periplo empresarial han sabido mantenerse y seguir evolucionando. "Nos diferenciamos porque tenemos productos de calidad, artesanales y a precios justos. Debemos ser la única tienda que no tiene rebajas; el que lo hace es porque ha puesto un coste elevado para poder rebajarlo. En nuestro caso, todos los artículos los tenemos todo el año y el tiempo marca lo que vendemos: en verano, abanicos y sombrillas; y en otoño-invierno, paraguas", dicen.

Las hermanas María, Patricia y Marta Redondo Briz en el exterior de la tienda.
Las hermanas María, Patricia y Marta Redondo Briz en el exterior de la tienda.
Guillermo Mestre

Cuidar producto y clientela

Las hermanas recuerdan la ilusión que les hizo a sus padres que decidieran continuar con el establecimiento y la advertencia de que no era fácil y sí sacrificado; algo que ya sabían de primera mano. "Un negocio familiar es una montaña rusa, con subidas y bajadas. Y lo más importante es mantenerlo, como siempre nos ha dicho nuestro padre. Cuidar todo, producto y clientela", resaltan.

Los artículos que más venden son los paraguas y abanicos, seguidos de pañuelos y sombreros, y su clientela es de todas las edades. "Tenemos personas que vienen de propio del resto de España y de fuera. Hemos hecho incluso amistad con americanos, italianos y mexicanos. La actriz Lola Herrera era asidua cuando venía al teatro a Zaragoza y mi madre le atendía; se llevaba sombreros y pañuelos. Y a la directora de cine Paula Ortiz también le gusta la tienda (en propiedad, con almacén y un pequeño taller y que mantiene su ‘encanto’ primigenio)", destacan.

Los abanicos, junto a los paraguas, son los artículos que más venden.
Los abanicos, junto a los paraguas, son los artículos que más venden.
Guillermo Mestre

Como anécdota cuentan que una vez a su abuelo un chino le ofreció un montón de paraguas a 50 céntimos cuando empezaba a introducirse el mercado asiático en la ciudad. La respuesta fue "no". En Redondo siguen apostando por la calidad y trabajando con la marca alemana Knirps y otras dos españolas, "que siempre han sido fabricantes de paraguas".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión