Zaragoza
Suscríbete por 1€

Quejas en el eje del Grío por el corte de la A-2302 en plena campaña de cereza

La DGA, que ha reducido el cierre 12 días, alega que la obra no se puede demorar.

Zona de la carretera A-2302 afectada por las obras de estabilización de la ladera
Zona de la carretera A-2302 afectada por las obras de estabilización de la ladera
JMACIPE

El corte de la carretera A-2302 que anunció este martes el Departamento de Vertebración del Territorio de la DGA hasta el 30 de junio será finalmente hasta el 18, por lo que la vía permanecerá cerrada 10 días, 12 menos de los previstos. Así lo explican desde la Consejería, después del malestar y las críticas generados entre los vecinos del valle del río Grío, al coincidir con la campaña de recogida de la cereza y por el rodeo que hay que dar para llegar a La Almunia y Ricla

El cierre, entre el desvío de la A2 y el cruce con la A-1505 en Santa Cruz, se produce para estabilizar un talud después de que el 30 de abril se produjera un deslizamiento de una ladera que invadió toda la calzada, el segundo incidente encima de la bocamina de la tuneladora para el trasvase del Jalón a Mularroya.

Desde mayo, el paso en la zona se hacía de forma alternativa entre ambos sentidos coordinada entre semáforos y operarios. Un mes después, el área coordinada por Bizén Fuster, y tras el decreto de la intervención como actuación de emergencia, adjudicó los trabajos por 162.712 euros a la empresa Copha, del grupo MLN, y afectará a poco más de 230 metros. Los trabajos se centrarán en excavar el talud para habilitar una "cuneta de guarda" que mejore el drenaje y evite deslizamientos por las lluvias y se creará una zona de "berma" que alivie de presión a la zona baja. "Con la actuación prevista se dará una solución para volver a permitir la circulación en condiciones normales y suprimir el paso alternativo", afirman desde la Consejería.

Sin embargo, la ruta alternativa propuesta, que obliga a usar la A-1505 para ir a la incorporación a la A-2 en El Frasno, no convence a los fruticultores, al añadir 40 kilómetros de desplazamiento por una vía en mal estado. "Hay mucho enfado, porque con lo mal que ha venido la campaña, hay que sumar más coste de transporte y que esa carretera, con los baches que tiene y las curvas, causa más daño a la fruta", razona el alcalde de Santa Cruz de Grío, Raúl Cubero. Recuerda, que además de los productores, los temporeros también se ven afectados: "Tienen que dar una vuelta que nadie ha pensado en lo que supone para ellos".

"Los técnicos no han tenido en cuenta los intereses de los agricultores ni el tránsito de la carretera que se multiplica por cuatro al llevar las cerezas a La Almunia, y a los trabajadores que vienen a los pueblos", explica el alcalde de Tobed y presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero. También incide en los problemas que se generan "para los camiones que vienen con pienso a las granjas o llevarse animales" y sentencia que ha habido "falta de previsión".

Desde Codos, en la cabecera, también lo califican como "un problema". "Es la época que más actividad hay en el valle en todo el año", indica el alcalde Emilio Lorente. Bizén Fuster, director general de Carreteras, argumenta que "es una obra que no se puede demorar más, por la seguridad del tráfico y de los operarios de la obra y por los riesgos que implica". Razona que "lo mejor es minimizar el perjuicio a 10 días, porque los técnicos desaconsejan que esperemos más. Puede haber lluvias y que sea peor".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión