Zaragoza
Suscríbete por 1€

El Real Zaragoza defiende el nuevo estadio en La Romareda y está dispuesto a participar en la financiación

El consejero delegado del club dice en el Ayuntamiento que el grado de implicación económica dependerá del proyecto y de las instituciones que se sumen.

Raúl Sanllehí y Víctor Serrano, en el Ayuntamiento de Zaragoza.
Raúl Sanllehí y Víctor Serrano, en el Ayuntamiento de Zaragoza.
Francisco Jiménez

El futuro campo municipal de fútbol ha dado un nuevo paso a su mantenimiento en La Romareda. Quizá fuera el definitivo. Como estaba previsto, el Real Zaragoza ha confirmado este jueves que quiere un nuevo estadio en el lugar que ocupa el actual. Sin margen a la duda y en un discurso breve, el nuevo consejero delegado del club, Raúl Sanllehí, ha defendido esta ubicación por motivos sentimentales, por ser el espacio con el que se identifica la afición. Pero también pragmáticos, dado que ha considerado que es "viable" y tiene más posibilidades de explotación. Sanllehí no se ha quedado ahí: anunció que la sociedad anónima deportiva está dispuesta a "implicarse" en la financiación y gestión del campo de fútbol, una vez que se defina el proyecto y se conozcan las instituciones que están dispuestas a participar.

Había una gran expectación por la intervención de Sanllehí en el Ayuntamiento de Zaragoza, que ha estado acompañado por el director financiero de la entidad deportiva, Mariano Aured. El directivo ha iniciado su comparecencia dejando claro que el estadio es “una necesidad imperiosa” y “fundamental para la viabilidad del club” y ha recordado que supone “una desventaja competitiva” respecto a otros equipos, porque impide acceder a un importante volumen de ingresos.

“Un estadio nuevo nos permitiría empezar los partidos 1-0”, ha afirmado Sanllehí, que también ha citado “la ilusión” que generaría una infraestructura de estas características en la afición y en la ciudad. Ha defendido un estadio con usos múltiples, destinado no solo a la actividad del Real Zaragoza, sino a otros eventos deportivos, congresos, actividades hosteleras y de ocio en un modelo de explotación completo que permita su utilización “los 365 días del año”, no solo los días de partido.

Ese estadio soñado, en su opinión, debería construirse en La Romareda, tal y como defiende el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón. A su juicio, ha habido “una mayoría abrumadora” durante el proceso de escucha que ha apoyado la ubicación actual. Ha subrayado que este emplazamiento tiene una ventaja “sentimental”, dado que ha sido testigo de “las gestas” de club y es el más querido por la afición, pero también lo ha respaldado por motivos prácticos.

“Es céntrico, accesible, se llega caminando o en tranvía, hay parking y es muy explotable”, ha afirmado. En este sentido, ha manifestado que el espacio permite más usos de cara a la generación de ingresos, al incorporar usos de ocio, hostelería o del propio club.

Pero también ha entrado en la cuestión de la “implicación” en la operación, aunque en este aspecto ha sido menos preciso. “Hay una total predisposición e interés en este proyecto”, ha afirmado Sanllehí. Antes de dar a conocer el porcentaje de participación del club en el proyecto, el consejero delegado del club ha considerado que es preciso conocer el proyecto en sí, con su presupuesto y su plan de explotación, así como el resto de apoyos institucionales.

Comparecencia del consejero del Real Zaragoza Raúl Sanllehí en el Ayuntamiento, donde ha defendido el nuevo estadio en La Romareda
Comparecencia del consejero del Real Zaragoza Raúl Sanllehí en el Ayuntamiento, donde ha defendido el nuevo estadio en La Romareda
Francisco Jiménez

“Hay que saber quién va a estar”, ha apuntado Sanllehí, que ha mostrado su disposición “a hablar de todo”. Al hablar de modelos, el consejero delegado del Real Zaragoza ve con buenos ojos la fórmula de San Mamés, que se basa en una sociedad mixta en la que participan las distintas instituciones y el club y que ha calificado de “caso de éxito”. “Sería un buen referente”, ha apuntado.

El responsable del Real Zaragoza se ha mostrado convencido de que la ubicación actual puede permitir la construcción de un estadio para el Mundial 2030 y ha mostrado su apoyo a que la ciudad sea sede. Respecto a la posibilidad de que el campo de fútbol incorpore usos complementarios, Sanllehí ha defendido la Ciudad Deportiva, que pese a que está “viejecita” tiene oportunidades de mejora. “Vamos a hacer todo lo que podamos para mejorarla mucho, entre otras cosas un ‘miniestadi’ que está en el plan directorio que tenemos. Queremos darle vida a la ciudad deportiva”, ha afirmado.

En su opinión, lo “ideal sería tenerlo todo junto”, pero en Zaragoza ha considerado que no sería “ni viable ni eficiente”, en referencia a las propuestas de una gran ciudad del deporte con el campo de fútbol principal e instalaciones anexas en un espacio más amplio, como el Parking Norte. “Tiene más sentido tener el estadio en un sitio más popular, comercial y céntrico. Es ideal porque la explotación es muy superior”, declaró.

La izquierda preguntó también al club por la vigencia del convenio firmado en 2019 con el Ayuntamiento y que contemplaba la cesión del campo municipal al estadio durante un plazo de 75 años a cambio de un canon anual. Tanto el consejero delegado como Mariano Aured expresaron su disposición del acuerdo político. "Tenemos predisposición a hablar de todo", ha concluido Sanhellí.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión