Zaragoza
Suscríbete por 1€

Acusan al jefe de compras de una empresa de Mallén de sisar 285.182 € con pedidos fantasma

La Fiscalía pide cuatro años de prisión para el ejecutivo por encargar material a espaldas de la compañía para revenderlo.

El juicio se celebró en la Audiencia Provincial de Zaragoza.
La Audiencia Provincial de Zaragoza, en una imagen de archivo.
raquel

La empresa Solutex, con sede en Mallén y especializada en la producción de omega 3 para la industria farmacéutica, nutricional y cosmética, sentará dentro de unos días en el banquillo de los acusados a Raúl F. U., quien fuera su responsable de compras hasta el 15 de julio de 2020. El ejecutivo llevaba 12 años trabajando para la compañía, pero esta procedió a su despido disciplinario al descubrir que podría haberse aprovechado del cargo para sisar 285.182 euros. ¿Cómo? Mediante la manipulación de facturas y la adquisición de material -palés de madera de primera calidad y herramientas de precisión, principalmente- que jamás entró en los almacenes de Solutex.

La Fiscalía pide cuatro años de prisión para el exjefe de compras de la empresa por un delito continuado de estafa en concurso con otro de falsedad en documento mercantil. Le exige también la devolución de todo el dinero que incorporó a su patrimonio al revender la mercancía adquirida con cargo a Solutex. Pero Raúl F. U. no estará solo ante el tribunal, ya que el ministerio público acusa también a los hermanos Lucas David y Javier C. G. de un delito continuado de receptación por el que solicita sendas penas de dos años. No en vano, la Guardia Civil llegó a la conclusión de que fueron ellos quienes compraron los casi 14.000 palés ‘distraídos’ por el principal acusado.

Como recuerda la Fiscalía en su escrito de acusación, estos dos hermanos regentaban un negocio familiar especializado en la compraventa de palés de desecho industrial. Pero el material que les facilitaba el ejecutivo era bastante mejor, ya que nunca había sido utilizado. De hecho, supuestamente, Raúl F. U. encargaba los palés a distintos proveedores -existen al menos cinco compras bajo sospecha- y les pedía que los llevaran directamente a las instalaciones de los coacusados, ubicadas en Bulbuente.

Palés de 7,5 €, pagados a 3,5 €

La acusación pública sostiene que el negocio era redondo para los hermanos, puesto que pagaban a un precio de entre 3 y 3,50 euros cada palé, cuando su valor real era de 7,5 euros. Pese a ser la propietaria del material, la empresa Solutex -que pide seis años de prisión para cada encausado- quedaba totalmente al margen de estas operaciones, ya que era su jefe de compras quien presuntamente se apropiaba del dinero que abonaban Lucas David y Javier C. G. Por el beneficio ilícito obtenido, la Fiscalía exigirá también al tribunal que imponga a los hermanos la obligación de indemnizar con 61.783 euros a los denunciantes. Los hechos que se enjuiciarán el próximo 8 de junio en la Audiencia de Zaragoza se produjeron entre 2018 y 2020, pero tardaron en destaparse porque, según el Ministerio Público, el principal investigado "falsificaba las facturas de compra de palés alterando la descripción del producto, cantidad y precio, con el fin de no levantar sospechas en quienes se ocupaban de la contabilidad de la empresa".

Al margen de los palés, Raúl F. U. también compró numerosas herramientas y material de ferretería "que jamás se puso a disposición de la empresa Intuber". Esta última está integrada en el grupo Solutex y se encargaba del mantenimiento de las redes de distribución de gases, líquidos, así como de la fontanería en las instalaciones de Mallén. Según la acusación pública, las citadas herramientas fueron adquiridas y también distraídas por el jefe de compras entre 2018 y 2020.

Fue una investigación interna la que sacó a la luz el fraude, que habría reconocido después el propio jefe de compras de Solutex a través de un correo electrónico dirigido a los responsables de la empresa, así como mediante un documento de reconocimiento de deuda con fecha del 15 de julio. En cualquier caso, la defensa a cargo de la letrada Noemí González, pide inicialmente la absolución de su cliente.

El abogado José Antonio Visús, que representa a los dos hermanos encausados, también defiende su inocencia, alegando que ignoraban la procedencia ilícita de la mercancía adquirida.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión