Zaragoza
Suscríbete por 1€

Pedida de mano a la luz de la Contradanza de Cetina

Cristian Llamas, danzante con ocho años de experiencia en la representación, ofreció el anillo de compromiso a Andrea Gil, que dijo sí, al final de la mojiganga

Cristian Llamas, danzante con ocho años de experiencia en la representación, ofreció el anillo de compromiso a Andrea Gil,
Cristian Llamas, danzante con ocho años de experiencia en la representación, ofreció el anillo de compromiso a Andrea Gil, que dijo sí, al final de la mojiganga
Jorge Zorraquín

Como si fueran pocas las emociones que entrañaba la vuelta de la representación de la Contradanza a la plaza de la Villa de Cetina, el final de la mojiganga guardaba una sorpresa más: una petición de matrimonio.

Fue ya cuando los nueve integrantes habían acabado todas las mudanzas cuando de nuevo se reanudó la música. En ese momento, el diablo sacó a Andrea Gil de entre el público y la sentó en una silla.

Acto seguido, Cristian Llamas recogió a escondidas la caja con el anillo, se fue hasta la silla e 'hinco rodilla'. Ella dijo sí y la plaza rompió en una sonora ovación. "No me lo esperaba, ha  sido muy bonito", confesaba Andrea entre las felicitaciones masivas de sus vecinos y amigos.

"Llevo ocho años como danzante y este es el último así que he hincado rodilla a lo grande, y lo mejor es que ha dicho que sí", explicaba entre abrazos y enhorabuenas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión