Zaragoza
Suscríbete por 1€

El alcalde de Magallón se revuelve contra sus concejales tras su dimisión en bloque

Buzonea un escrito a los vecinos en el que defiende su gestión frente a la denuncia de acoso laboral en la residencia.

El alcalde Chueca, en la plaza de España de Magallón.
El alcalde Chueca, en la plaza de España de Magallón, en una imagen de archivo. .
Ayuntamiento de Magallón

El alcalde de Magallón, el socialista Víctor Manuel Chueca, se ha revuelto contra sus compañeros de partido tras haber dimitido en bloque entre acusaciones a su acumulación de poder, críticas a la gestión y, sobre todo, la denuncia de acoso laboral interpuesta por la directora de la residencia municipal de ancianos.

Ante lo que denomina como "crisis institucional", Chueca buzoneó ayer un escrito a todos los vecinos en el que defiende su labor tras veinte años en el cargo y niega las "acusaciones o insinuaciones" que no llega a citar pero que, añade, buscan "erosionarle". Y concluye que las "tensiones externas e internas" en el Ayuntamiento "pueden dar que pensar si es una cacería" contra el alcalde, tras negar que a lo largo de su trayectoria haya "cercenado ni libertad de expresión ni campo de actuación" a los ediles para que llevaran a cabo cualquier proyecto.

La realidad es que en el último medio año han dimitido sus siete compañeros de gobierno y que en el municipio solo hay un concejal en la oposición que no acude ni a los plenos, por lo que se vio obligado a nombrar a un grupo de asesores para que se hicieran cargo de las carteras. Y todo porque solo dos suplentes de la lista del PSOE han entrado a formar parte del equipo municipal. El objetivo de Chueca es que sus colaboradores se conviertan ahora en concejales sin pasar por las urnas, una decisión que está pendiente del pronunciamiento de la Junta Electoral de zona. Pese a todo, el alcalde sostiene que la funcionalidad y gobernabilidad actual del Ayuntamiento es plena al haber "cuórum legal".

Una de las exconcejales aseguró a este diario que la ilusión de trabajar desinteresadamente se ha visto truncada al enfrentarse, "una y otra vez, a la imposibilidad de desarrollar un auténtico trabajo en equipo". "No nos han dejado hacer cosas a favor de la localidad. Hemos tenido desencuentros", añadió.

Los exconcejales han contratado a un reconocido despacho de abogados de Zaragoza para recibir asesoramiento."No nos vemos con fuerza para ofrecer explicaciones razonadas de muchas de las decisiones que se vienen adoptando", aseguran en un comunicado conjunto. Acusan directamente al primer edil de "no contar en absoluto" con su opinión. Además, insisten en que, antes de tomar la "difícil" decisión de dimitir, han intentado "sin éxito" un "cambio de actitud" en el Ayuntamiento.

A eso se suma las críticas de los trabajadores a su "particular" forma de entender el cargo, ya que todos los consultados sostienen que no se toma ninguna decisión sin su consentimiento, por insignificante que sea. "Opina de todo, hasta del modelo de las bayetas que se compra. La situación es irrespirable", indicaron.El conflicto ha llegado hasta el punto de que la directora de la residencia municipal está de baja por ansiedad y ha denunciado al alcalde por acoso laboral. La directora ya le ganó el año pasado un litigio cuando la degradó y redujo el sueldo y luego echó estando embarazada, por lo que tuvo que reponerla en su puesto original al declararse nulo el despido.

En su comunicado, de ocho folios, el alcalde asegura que no hubiera habido tanta "rumurología" si hubiera transigido con el cumplimiento de la legislación urbanística o con "ciertas resoluciones" contrarias al municipio, que tampoco detalla. Y concluye asegurando que tiene el "respaldo" de los máximos responsables del partido en Aragón y Zaragoza. Desde la dirección provincial del PSOE prefieren no hacer declaraciones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión