Zaragoza
Suscríbete por 1€

ayuntamiento

El cementerio de Torrero suma hasta abril un 27% más de incineraciones que antes de la pandemia

PP-Cs invertirá cerca de medio millón de euros para construir el año que viene 1.620 nuevos columbarios en el camposanto de Torrero

Columbarios del cementerio de Torrero de Zaragoza.
Columbarios del cementerio de Torrero de Zaragoza.
Oliver Duch

El cementerio de Torrero ha asumido en lo que va de año 2.424 inhumaciones e incineraciones. Los datos ya no tienen nada que ver con 2020, cuando el coronavirus provocó que se superaran todos los registros y disparó la actividad del camposanto municipal. Pero todavía se notan sus efectos porque el número de incineraciones continúa siendo alto. Hasta abril ha habido 1.534, prácticamente las mismas que en 2021 y un 27% más que antes de la pandemia.

En todo caso, las cifras están lejos de las 1.800 incineraciones que ya se habían alcanzado por estas fechas hace dos años. En total, el cementerio de Torrero cerró 2020 con 4.798, frente a las 3.326 de 2019. El año pasado se contabilizaron 4.157 y ahora se está registrando una tendencia similar. Por contra, el número de inhumaciones sí que volvió, ya en 2021, a ajustarse a la tendencia histórica tras el repunte que, aunque algo menor, también se produjo en el año covid. En este caso, entonces se contabilizaron 2.746, un 13% más que en 2019.

En vista de la creciente demanda de uso del crematorio, el Ayuntamiento de Zaragoza inauguró entre noviembre y diciembre 730 nuevos columbarios, y ahora ha sacado a licitación un contrato para construir 1.620 pequeños nichos más. Supondrá una inversión de 490.000 euros y se crearán un total de 27 módulos de cinco alturas cada uno. La principal diferencia es que estos se irán entregando conforme estén listos, en lugar de esperar a que se termine toda la obra. "Con la pandemia nunca llegaron a faltar pero hemos aprendido de la situación", explicaron este jueves fuentes municipales, ya que a finales de 2020 fue necesario construir de urgencia 730 nichos.

2.113 disponibles

Con todo, desde el gobierno PP-Cs recordaron que ahora mismo no hay ninguna situación de escasez de espacio en el cementerio de Torrero. Actualmente hay disponibles 459 nichos para inhumaciones, la mayoría en la manzana 110 y 1.654 columbarios para enterramientos de incineraciones. Además, hay otros 1.170 de estos que están en reserva, es decir, son nichos que están construidos pero que todavía tienen los alrededores, las escaleras o algunas partes del acceso sin acondicionar porque no urge hacerlo y se priorizan otras actuaciones.

Las obras para los nuevos tienen un plazo de ejecución de seis meses y se prevé que comiencen en 2023. Los columbarios se colocarán en las manzanas 108, 109, 110, 111 y 113, repartidos en 27 módulos de edificación de 5 alturas y 12 filas. Como consta en el pliego de condiciones del contrato, irán rematados con una placa de granito negro y gris claro, que estará numerada. Se ocupará en total una superficie de 75 metros cuadrados.

El Consistorio arreglará el acceso a la capilla de Sainz de Varanda

El Ayuntamiento de Zaragoza va a acondicionar en los próximos días la entrada a la capilla de Ramón Sainz de Varanda, quien fuera el primer alcalde democrático de la capital aragonesa, así como de otra anexa de propiedad municipal, ambas situadas en la parte antigua del camposanto.

Lo hará a través de la cátedra del cementerio de Torrero, que el área de Urbanismo impulsó el pasado mes de diciembre en colaboración con la Universidad de Zaragoza, denominada ‘También Somos Ciudad’.

Las escaleras que dan acceso a la capilla, de arenisca y mármol, se encuentran «muy deterioradas» y, tal y como recordaron este jueves fuentes municipales, al ser considerada Bien de Interés Cultural (BIC) cualquier actuación debe contar primero con el visto bueno de los responsables de Patrimonio. Al encontrarse en tan mal estado, las escaleras no podían ser restauradas de forma habitual y, a través de la cátedra de Petrología, el profesor Enrique Arranz ha llevado a cabo un estudio de las piedras que las componen para averiguar de qué cantera se habían extraído o, en todo caso, hallar una similar.

Finalmente, el material se ha obtenido de una cantera de piedra de Tafalla, en Navarra, y ya se ha trasladado a la capital aragonesa, por lo que las brigadas municipales de cantería y cementerio comenzarán los trabajos en los próximos días.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión